Crean acciones tecnológicas para atender a productores y usuarios

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) estableció una serie de acciones de conversión tecnológica que mejoran la atención que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) presta a productores y usuarios.

Francisco Javier Trujillo, director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, dijo que los programas de trabajo federal con productores conllevan capacitación, por lo que el Senasica ha sostenido reuniones instructivas vía remota con agricultores y ganaderos inscritos.

Durante el foro “Principales desafíos y oportunidades de los servicios de sanidad agropecuaria e inocuidad de alimentos ante el COVID-19”, organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), las autoridades sanitarias de México comentaron que la limitante tecnológica en algunas regiones rurales ha sido resuelta con el apoyo de los órganos de coadyuvancia agropecuarios, que se han acercado a los productores que no cuentan con equipo de cómputo, teléfono móvil o servicio de internet.

Respecto a los trámites de intercambio comercial que el organismo de Agricultura realiza de manera electrónica, indicó que –en apego a las medidas de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria— México utiliza el Certificado Fitosanitario Internacional Electrónico con los países que también lo tienen instaurado y en materia de cárnicos además ha comenzado con la eliminación de trámites en papel.

En cuanto a la Dirección General de Inspección Fitozoosanitaria también lleva a cabo acciones para agilizar el despacho de productos agroalimentarios que ingresan al país, a través del Centro de Documentación y Dictaminación (CDD).

El sistema permite llevar a cabo vía remota la revisión documental del 60% del total de solicitudes de importación de alimentos que ingresan por seis de las Oficinas de Inspección y Sanidad Agropecuaria (OISA) con mayor movimiento, en las que ocurre el 80% de las importaciones, equivalentes a más de 300 mil operaciones anuales.

Este mes, la Sader inauguró el Laboratorio de Inmunología, Biología Celular y Molecular, el cual complementa las operaciones del laboratorio de alta seguridad de nivel 3 (BSL3) de Palo Alto.

Las nuevas tecnologías permiten obtener pruebas confiables, a menor costo y con mayor rapidez, para responder ante emergencias zoosanitarias, como fiebre aftosa y peste porcina africana, entre otras, cuya detección temprana hace la diferencia para activar oportunamente el Dispositivo Nacional de Emergencia de Salud Animal (DINESA). (https://www.eleconomista.com.mx/)

Deja un comentario