Royal DSM reorganiza el negocio de Nutrición y Salud Animal y refuerza su compromiso sostenible con soluciones de menor impacto ambiental

Royal DSM, una empresa mundial basada en la ciencia para la Nutrición, la Salud y la Vida Sostenible, anuncia la reorganización de su negocio de Nutrición y Salud Animal con el objetivo de estrechar la relación con sus clientes, así como simplificar los procesos en toda la cadena. Como uno de los principales proveedores de aditivos nutricionales para la salud y el bienestar animal, se ha replanteado toda la estrategia de la unidad de negocio con el fin de reducir el impacto en los principales desafíos de la industria, mediante el desarrollo de soluciones innovadoras que contribuyan a la producción de proteínas animales más sostenibles.

Concentrando todos los esfuerzos en el concepto Customer Centricity, la compañía ha creado dos líneas de negocio para el ámbito global de Nutrición y Salud Animal, permitiendo una mayor agilidad en la relación con los clientes a través del área Core Business, y en el desarrollo de soluciones innovadoras con el área de Especialidades. “DSM ha estado invirtiendo significativamente en soluciones para la agroindustria en los últimos años, especialmente en tecnologías que mejoran la productividad de los planteles, combinando la calidad del producto final, la sustentabilidad en los procesos productivos y la salud y bienestar de los animales. Con la adopción de las dos nuevas primeras líneas, por un lado, tenemos la oportunidad de expandir nuestro servicio, expandiendo geográficamente nuestra actuación y respondiendo más rápidamente a la creciente demanda del mercado, al mismo tiempo que ofrecemos soluciones innovadoras, sostenibles y de alto rendimiento para satisfacer las necesidades de la industria, de los consumidores y del planeta”, dice Augusto Adami, Vicepresidente de Nutrición y Salud Animal de DSM en América Latina.

La línea Core Business se enfoca en mejorar la eficiencia operativa del negocio, manteniendo una ventaja competitiva en el mercado, con soluciones ya conocidas en el sector como premixes y vitaminas. “Esta primera línea servirá a nuestros clientes con más agilidad, beneficiando la alta demanda de productos que corroboran con la salud y con el bienestar de los animales, así como el crecimiento de nuestro negocio en todos los segmentos, ya sea para rumiantes o monogástricos”, dice Fernando Bocabello, Director de Core Products y Soluciones Premixes de DSM en América Latina.

Durante más de 12 años, DSM ha tenido la sustentabilidad como un valor y ha estado involucrada en varias iniciativas destinadas a mejorar el clima y la energía del planeta para crear un futuro mejor para todos. Por ello, desarrolla tecnologías e innovaciones que tienen como objetivo reducir drásticamente las emisiones de carbono, dando lugar a productos y procesos más sostenibles. El área de Especialidades se centra exactamente en este propósito, con el objetivo de acelerar el desarrollo de soluciones innovadoras que puedan apoyar la producción de proteínas animales más sostenibles.

“La producción sostenible es un factor sumamente importante, especialmente dada la creciente demanda de carne, leche, pescado y huevos. Al mismo tiempo que exigimos alimentos más sanos y nutritivos, la sustentabilidad es un verdadero motor para satisfacer las necesidades tanto del consumidor, como del planeta, donde cada vez más se necesita producciones agrícolas con menor impacto ambiental”, refuerza Regiane Peres, Directora de Especialidades de DSM en América Latina.

Se estima que hasta 2029, la producción de carne será de más de 565 millones de toneladas¹, así como la demanda de huevos que DSM estima, según datos de asociaciones, que será de 89 millones de toneladas. Mientras tanto, la demanda de una dieta más sana, equilibrada y rica en nutrientes crece exponencialmente, impulsada no solo por el crecimiento de la población, sino también por los cambios en los hábitos y por la conciencia de los consumidores sobre la salud. “Debemos enfatizar que el grado sano brindado por las   fuentes de proteínas también depende de la nutrición y el bienestar de sus proveedores. Hacer un cambio para sistemas alimentarios más sostenibles y saludables es complejo y, para la industria, este movimiento requiere innovación y voluntad de adoptar nuevas tecnologías, asegurando la mejora de los índices zootécnicos de las especies para que mantengan un alto rendimiento con respecto a la productividad y calidad de los alimentos”, añade Regiane.

Para colaborar con este movimiento, el negocio de Nutrición y Salud Animal de DSM ha centralizado su estrategia en We Make it Possible (Lo hacemos posible) con la misión de liderar una transformación robusta y viable a nivel mundial en la producción sostenible de proteína animal y acelerar soluciones que promoverán un futuro más brillante. En línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible* de las Naciones Unidas (ONU), la iniciativa es impulsada por seis plataformas de sustentabilidad que abordarán los principales desafíos que enfrenta la industria ganadera, reflejando el compromiso de la compañía de ser un agente de cambio, impulsando diálogos globales, conectando a los diversos públicos de interese del sistema agrícola, pensando en el futuro, generando ideas y nuevas formas de trabajar. Son ellas:

  1. Mejorar el rendimiento a lo largo de la vida de los animales de cría: aumentar el promedio de la productividad de los productores de alimentos, mejorando la salud de los animales en todas las etapas de la vida con un enfoque en reducir la incidencia de enfermedades y mejorar la eficiencia de la producción a través de soluciones nutricionales equilibradas para cada necesidad, además de reducir los gases contaminantes y la rentabilidad de los productores, contribuyendo a impulsar el sector.
  2. Uso eficiente de los recursos naturales: apoyar a la industria de la nutrición animal en la reducción del uso de recursos naturales como el uso consciente del agua, menor uso de fosfatos de roca, deforestación cero e impulsar el uso de fuentes alternativas de alimentos para el crecimiento sostenible.
  3. Reducir las emisiones de la ganadería: a nivel mundial, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la ganadería corresponden a 7,1 giga toneladas (Gt) de dióxido de carbono equivalente (CO2eq) por año, lo que representa el 14,5% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano. Las principales fuentes de emisiones son las producciones y procesamientos de alimentos (el 45% del total), la fermentación entérica de rumiantes (el 39%) y la descomposición del estiércol (el 10%). La producción de carne y leche es la principal responsable de la mayor parte de las emisiones, aportando el 41% y el 19% de las emisiones del sector, respectivamente². DSM quiere fomentar el uso de componentes con bajas emisiones de gases de efecto invernadero aplicados en la cría de animales, por lo que integra medidas climáticas para combatir dichos efectos en las políticas nacionales, de estrategia y de planificación en todo el negocio.
  4. Ayudar a combatir la resistencia a los antimicrobianos: la sustitución de los antibióticos por aditivos innovadores como los eubióticos y las enzimas es cada vez más necesaria para garantizar la salud de las especies. Con la adición de una nutrición vitamínica adecuada es posible mejorar los índices zootécnicos de los animales.
  5. Reducir la dependencia de los recursos marinos: reducir la dependencia de los recursos marinos para la alimentación de los peces, creando fuentes alternativas de Omega-3, así como mejorar los valores nutricionales de los productos en acuicultura para evitar el exceso de la pesca predatoria.
  6. Mejorar la calidad de los alimentos (carne, leche, pescado y huevos), al tiempo que se reduce la pérdida y desperdicio de alimentos: hacer más eficiente y sostenible todo el proceso de la cadena productiva, combatiendo la pérdida y el desperdicio de alimentos. Con soluciones basadas en la investigación científica, el objetivo es mejorar la eficiencia de los sistemas alimentarios, proporcionando una nutrición adecuada para las diferentes especies de la cadena. El objetivo de la empresa es reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos en un 50% hasta 2030.

La iniciativa estratégica We Make it Possible surge después de muchos años de inversión e innovación en soluciones científicas diseñadas para proporcionar respuestas reales a los desafíos que enfrenta la industria agrícola. Además, marca no un nuevo comienzo, sino una aceleración significativa de la jornada hacia un futuro más sostenible.

Royal DSM adquirió recientemente el Grupo Erber por € 980 millones. Con la adquisición, la compañía ingresa al mercado de gestión de riesgo de micotoxinas “como líder mundial”, mientras que incrementa su posición en el mercado eubiótico, permitiendo una mayor oferta de soluciones innovadoras en el mercado de la salud animal.

El objetivo de la adquisición se centra en agregar nuevas soluciones en el segmento de Especialidades, como la gestión de riesgos de micotoxinas, y también ampliará la posición de DSM en eubióticos. “El sector de la nutrición animal crece entre un 1,5% y un 2% por año y nuestro objetivo es mantener un crecimiento 2,5 veces superior al del mercado. Con la llegada del Grupo Erber, fortaleceremos aún más nuestro liderazgo en el mercado de la nutrición y la salud animal, ampliando nuestro portafolio con tecnologías innovadoras y sostenibles”, concluye Augusto Adami.

Deja un comentario