Necesitamos animales sanos, no más animales

El mundo necesita cambiar la forma en que produce y consume los alimentos. Casi 10 mil millones de personas poblarán el planeta para el año 2050, por lo que la demanda de alimentos aumentará en un 50 por ciento para dicho año. El mayor desafío al que nos enfrentamos es lograr un cambio profundo en la base de nuestro estilo de vida y de nuestro sistema de producción que asegure un abastecimiento global con los recursos limitados de nuestro planeta.

Es tentador pensar que la respuesta a una población creciente es simplemente aumentar la producción de alimentos. Pero una ganadería más sana es la respuesta ética y sostenible. Mientras lees esto, una cuarta parte de la población mundial sufre de desnutrición. En realidad, es bastante difícil creer que más de 820 millones de personas en el mundo no tengan suficiente comida. El hambre es responsable de más muertes cada año que el SIDA, la malaria y la tuberculosis juntas.

Los productores han trabajado muy duro en las últimas décadas para satisfacer el aumento global de la demanda de alimentos, en gran medida agregando más animales: más vacas, más cerdos y más pollos. Pero cada uno de estos animales adicionales requiere tierra, agua, alimento y energía. Hoy, sabemos que es simplemente insostenible seguir aumentando el número de animales para alimentar a la creciente población.

La respuesta no está en sumar más animales a la producción, sino en tener animales más saludables. Mantener a los animales sanos no solo es un imperativo ético, sino que también mejora la productividad, proporcionando a las personas más alimentos a un precio más asequible. En los últimos 60 años, una amplia gama de innovaciones ha permitido a los agricultores aumentar la producción manteniendo su huella ambiental bajo control. Y hay algunas historias de éxito fantásticas para aprender.

Desde 1972, la disponibilidad de pollo se ha triplicado, de 73 gramos por persona a 243 gramos. Hoy, gracias a las innovaciones agrícolas, particularmente en nutrición, salud animal y prácticas de producción, los agricultores están criando pollos que no solo son más saludables sino también más productivos.

Para ponerlo en contexto, si solo continuáramos aumentando el número de animales, necesitaríamos 131 mil millones de pollos para satisfacer la demanda. Pero con estos nuevos avances, podríamos satisfacer la demanda futura con 99 mil millones de pollos: un 24 por ciento menos de pollos y un 20 por ciento menos de alimento, tierra y agua. Los números hablan por sí mismos. La sostenibilidad crea y mantiene las condiciones bajo las cuales los humanos y la naturaleza pueden existir en armonía. En un mundo sostenible, los requisitos sociales, ambientales y económicos de la población actual se cumplen de manera que protejan a las generaciones futuras.

Por todo esto Elanco continua firmemente creando consciencia de un mundo con animales más saludables, brindando los últimos avances en productos y servicios para prevenir y tratar enfermedades en mascotas y animales de producción.

Deja un comentario