Urge fijar salario mínimo para jornaleros: Conasami

El presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), Andrés Peñaloza Méndez, afirmó que los efectos provocados por la pandemia de Covid-19 han evidenciado la vulnerabilidad laboral de los jornaleros, por lo que “se hace urgente fijar un salario mínimo profesional para estas personas. Esta medida contribuiría a darles mayores posibilidades de enfrentar la contingencia y a saldar la deuda histórica con este sector esencial en la vida productiva del país”.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) correspondiente al primer trimestre de 2020, en México las personas jornaleras agrícolas suman dos millones 407,701, lo cual representa 35.45% y 74.98% de la población ocupada del sector primario (6,574,359) y de la población subordinada y remunerada de este mismo sector (3,107,910).

“Solamente una proporción ínfima trabaja todo el año, la mayoría sólo por temporadas; las personas jornaleras locales y asentadas son las que trabajan por periodos más largos en comparación con las migrantes. Una de las principales características reveladora de la precariedad laboral de las personas jornaleras agrícolas son sus niveles de ingresos. Para el primer trimestre de 2020 la distribución por estrato de ingreso mostraba que 42.7% percibe menos de un salario mínimo, cerca de la mitad, es decir, 48.8% gana más de uno y hasta dos salarios mínimos al mes; por lo que es importante mencionar que nueve de cada diez personas de este sector de la población perciben solamente hasta dos salarios mínimos”.

Tras señalar que se han hecho investigaciones y análisis sobre el comportamiento salarial de este sector, es posible advertir que si se comparan varias fuentes de información de éste varía mucho dependiendo de su condición de formalidad, tipos de contratación y de pago.

“Las personas jornaleras perciben un salario más elevado si son formales y/o tienen un contrato no eventual (de base, planta o tiempo indefinido) en estos casos su salario va de 190 a 310 pesos, en contraste, las personas informales y/o con contrato eventual (sin contrato o temporal) perciben un salario entre 146 a 190 pesos. Lo que predomina son los bajos salarios, pues la mayor parte laboran en un esquema informal, sin seguridad social ni contrato”, explicó el presidente de la Conasami. (MARÍA DEL PILAR MARTÍNEZ. EL ECONOMISTA.)

Deja un comentario