Sin impacto, el nuevo sello

Los anaqueles de las tiendas ya cuentan con los productos que tienen el nuevo etiquetado, pero sólo 10 por ciento de los consumidores lo toman en cuenta, según Food Navigator.

“Orientan a los consumidores que conscientemente buscan comida saludable, pero en productos en los que se esperan altos contenidos de azúcares, grasas o carbohidratos, como refrescos o pan, no necesariamente se disuade la compra”, comentó Marisol Huerta, analista de Ve Por Más.

Para el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), 85 por ciento de las bebidas no alcohólicas y artículos ultra procesados ya cuentan con los sellos, pero es muy probable que el consumidor termine ignorándolos.

El 1 de octubre entró en vigor la NOM 51 que establece que los productos deben tener marcas de advertencia, sin embargo, el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO) dijo  que se van a tener resultados al ir acompañados de otras medidas de salud.

No obstante del poco impacto que se avizora, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) estimó que en los próximos cinco años pueden evitarse hasta 1.3 millones de nuevos casos de obesidad. (LAURA QUINTERO. EL HERALDO DE MÉXICO.)

Deja un comentario