¿Cómo será la industria avícola en un mundo pos-COVID-19?

Para el economista avícola Paul Aho, nos encontramos en el portal al mundo pos-COVID-19, y una vez que pasemos por ese portal, la industria avícola mundial podría ser muy diferente.

En el discurso de apertura matutino en la Virtual Poultry Tech Summit 2020 el 20 de octubre, Aho, presidente de la empresa de consultoría avícola Poultry Perspective, anticipó que la llegada a un mundo pos-COVID-19 probablemente ocurrirá en 2022 o 2023.

El pollo es actualmente “el rey de las carnes”, superando al cerdo como la carne de mayor consumo per cápita en el mundo. Parte de eso se debe a los impactos de la peste porcina africana (PPA) en la producción porcina mundial, pero también hay beneficios para el pollo que son externos a este brote.

El consumo de pollo “tiende a crecer con o sin recesiones” y siempre tiene una gran demanda, porque es una proteína de bajo costo que es “aceptable para la mayoría de las religiones”, dijo Aho.

Si bien la demanda de pescado de piscifactoría y proteínas alternativas está aumentando, también lo está la demanda de pollo. Aho proyecta que la demanda de carne de cerdo se recupere en un mundo pos-COVID-19 y posterior a la PPA, pero no espera que vuelva a los niveles que experimentaba antes del brote de PPA.

Aho espera que haya más digitalización en cada paso de la cadena de suministro en un mundo pos-COVID-19.

También dijo que la mentalidad actual de la industria de “justo a tiempo” en términos de inventario deberá cambiar a una mentalidad de “por si acaso” para estar preparado para eventos disruptivos no planificados.

A medida que los consumidores se vuelvan más conscientes de la salud y busquen tener más información sobre los productos que consumen, el economista dijo que “ciertamente se requerirá la trazabilidad”.

La industria también necesita adoptar mejores estrategias para la cadena de suministro e identificar fuentes alternativas de suministro en caso de interrupciones. No sería prudente depender de un solo país o región para ese suministro.

El movimiento de la industria avícola hacia una mayor automatización continuará y habrá una transformación tecnológica acelerada.

“En muchos casos, estaremos reduciendo el número de empleados, especialmente cuando la gente tiene que pararse hombro con hombro”, dijo Aho.

En un mundo poscoronavirus, los productores avícolas deberán dejar de pensar en sí mismos como empresas avícolas y, en cambio, pensar en sí mismos como empresas de internet para tener éxito.

Citó el surgimiento de Uber como ejemplo. Las compañías de taxis se veían a sí mismas como eso, en el que su plan era simplemente transportar pasajeros de un lugar a otro, sin presencia real en línea o medios para hacer negocios virtualmente.

Luego, “Uber llegó y almorzó”, dijo Aho. “Toda empresa debe convertirse en una empresa de internet”. (https://www.industriaavicola.net/)

Deja un comentario