México comparte conocimientos sobre maíz con Ecuador

Si bien la agricultura de Ecuador es reconocida en el mundo por su producción de banano, flores y cacao, el maíz tiene un papel destacado en la planificación institucional para la agricultura familiar y agroexportación de ese país. De acuerdo con estadísticas del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Ecuador (MAG), en ese país sudamericano se cultivan alrededor de 250 mil hectáreas de maíz y existen cerca de 60 mil productores dedicados a ese cultivo (MAG, 2018).

Para fomentar el intercambio de conocimientos sobre el manejo poscosecha en maíz y mejorar así los sistemas de limpieza, secado y almacenamiento de granos en sistemas de producción a pequeña escala, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias de Ecuador (INIAP) realizó un ciclo de charlas técnicas en el que participó el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

El doctor Sylvanus Odjo, la doctora Natalia Palacios y el maestro Jaime Leal, fueron los especialistas del CIMMYT que participaron en el espacio de capacitación dirigido a investigadores, productores y técnicos ecuatorianos —así como a diversos actores relacionados con la cadena productiva del maíz en Ecuador y con los equipos de trabajo con los que cuenta el CIMMYT a nivel regional— dictando las conferencias Manejo Poscosecha, Calidad de grano e Innovación en poscosecha, respectivamente.

De acuerdo con la doctora Sandra Garcés Carrera, investigadora del INIAP que apoyó en la realización del ciclo del ciclo de charlas técnicas, para Ecuador es importante que el consumo de maíz sea seguro para su población. Esto, debido a que —en general en varios países de América Latina— las tecnologías poscosecha empleadas en la agricultura a pequeña escala utilizan estructuras poco apropiadas que facilitan el deterioro de los granos y sus productos, limitando la aplicación de prácticas para el control de plagas o para la conservación de los productos.

El CIMMYT ha realizado estudios sobre prácticas poscosecha en las condiciones de los pequeños agricultores en diferentes regiones agroecológicas en México y Centroamérica, de manera que foros como los organizados por el INIAP son fundamentales para difundir los resultados de las investigaciones a fin de mejorar las prácticas de manejo poscosecha de maíz.

Además de intercambiar experiencias, estas videoconferencias son parte de las bases para el inicio de actividades colaborativas entre el INIAP y el CIMMYT, instituciones que desarrollarán actividades conjuntas en provincias productoras de maíz en la región Andina a fin de transferir los resultados y mejorar los sistemas de poscosecha en sus diferentes etapas —incluyendo el secado del grano, la cosecha, el transporte y el almacenamiento— a fin de evitar pérdidas que afecten tanto la seguridad alimentaria como la economía de las familias productoras.

En el año 1959, el Gobierno Nacional del Ecuador creó el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), una institución pública adscrita al ministerio rector de la política agraria, cuyos fines primordiales son impulsar la investigación científica, la generación, innovación, validación y difusión de tecnologías en el sector agropecuario, agroindustrial y de producción forestal. Para cumplir con los objetivos institucionales, el INIAP dispone de siete Estaciones Experimentales, seis Granjas Experimentales de apoyo y un invernadero automatizado para producción de semilla, ubicados en zonas agroecológicas diferenciadas e importantes para el país. Desde su creación el INIAP ha contribuido inobjetablemente, al incremento de la producción y productividad de los principales rubros agropecuarios del país, muestra de ello la entrega de 278 variedades e híbridos mejorados en 33 cultivos diferentes.

El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) es el líder mundial en investigación de maíz, trigo y sistemas agrícolas asociados financiada con fondos públicos. Con sede cerca de la Ciudad de México, el CIMMYT trabaja con cientos de socios en todo el mundo en desarrollo para aumentar de manera sostenible la productividad de los sistemas de cultivo de maíz y trigo, mejorando así la seguridad alimentaria global y reduciendo la pobreza. El CIMMYT es miembro del Sistema CGIAR y dirige los Programas de Investigación del CGIAR sobre Maíz y Trigo y la Plataforma de Excelencia en Mejoramiento. El Centro cuenta con el apoyo de gobiernos nacionales, fundaciones, bancos de desarrollo y otros organismos públicos y privados. (https://idp.cimmyt.org/)

 

Deja un comentario