La abundante oferta y la fuerte demanda mantienen los aguacates en movimiento

La oferta mexicana de aguacate se mantiene fuerte. “Hemos visto una cosecha récord en México en las últimas semanas. En la semana 3 se cosecharon 38 millones de kilos, de los que 31,7 millones llegaron a los Estados Unidos. El suministro no es problema”, dice Keith Slattery, de Stonehill Produce Inc. en Capistrano Beach, California.

México tiene el mercado principalmente para él actualmente. “California ha sufrido vientos fuertes hace un par de semanas, con daños graves en algunas regiones. Aún es muy pronto para cuantificar las pérdidas en la cosecha de California de este año”, comenta Slattery. “California ya puede cosechar, pero la falta de calibre y los bajos precios en origen han retrasado el inicio de la temporada”.

Volviendo a México, “el calibre de la fruta ha sido bastante constante, pero como llevan retraso en la cosecha, en especial en las altitudes más bajas, continuaremos viendo crecer el calibre de la fruta con abundancia de fruta grande toda la temporada”, dice Slattery. “El contenido de aceite es altísimo ahora mismo, por lo que la gestión de la cadena de frió es clave para prolongar la vida útil”.

En cuanto a la demanda, también ha sido fuerte. “En las dos últimas semanas, ha habido unos 27 millones de kilos semanales. Hay que darle salida a la cosecha”, continúa Slattery, y añade que el suministro no será problema en el futuro próximo hasta el final de la cosecha mexicana, a últimos de junio. “La demanda es más fuerte de lo habitual en estos momentos”.

Propiciando esa demanda están los retailers, con su promoción activa de los aguacates. En las últimas semanas, aproximadamente 10.000 tiendas han promocionado los aguacates para favorecer el movimiento de la fruta. Slattery añade que la confianza del retail es extremadamente alta dado el bajo precio que tienen ahora los aguacates. “Durante cuatro o cinco meses, han tenido unos bajos costes de reposición que han permitido una promoción fuerte. Es alrededor de un dólar el aguacate. Cuando se puede promocionar así, se ayuda a mover volumen”, dice.

Y el foodservice también ha mantenido cierta constancia, al menos en demanda. “En el primer confinamiento, perdimos el foodservice, pero regresó bastante rápido con la oferta para llevar, aproximadamente al 50% de lo que era. El foodservice sigue funcionando a alrededor del 50%”, según Slattery.

Todo esto seguramente signifique la ausencia de indicios de oscilaciones de precio significativas en el corto plazo. “A no ser que ocurra algo realmente drástico, ya sea una huelga o algo del estilo”, apunta Slattery. “Pero ya no vamos a ver 40-50 dólares por caja en toda la temporada”.

Indica, eso sí, que desde el nuevo año –Año Nuevo está entre los tres eventos promocionales del aguacate más importantes del año–, se avecinan eventos importantes. “Por lo que los productores han podido ganar unos pesos por kilo más. Estaba a 18-23 pesos y subió a 23-25 pesos. Muchos de los grandes manipuladores de California y otros importadores volvieron a hacer pedidos para asegurarse de tener sus centros de distribución llenos de fruta”, dice Slattery.

Slattery indica que la superficie de México ha crecido un 5% con respecto al año pasado en las mismas fechas. “Si tuviéramos que hacer un planteamiento conservador con la estimación de cosecha que muestra lo que se estima con lo que se ha recolectado, México tendrá que cosechar cerca de 27 toneladas semanales entre ahora y el final de la temporada”, adelanta, y señala que el 85% de esa cosecha acaba en los Estados Unidos. La oferta de California tampoco tardará en llegar, y en primavera, la fruta peruana. “Por eso puedo decir con seguridad que los precios van a mantenerse relativamente bajos, cerca de donde están ahora, porque en México hay demasiada fruta que va a tener que recolectarse”. (FRESH PLAZA.)

Deja un comentario