Ganaderos mexicanos emiten extrañamiento por reclasificación del estatus zoosanitario adoptado por Estados Unidos

La Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), respaldó abiertamente la decisión adoptada por el Gobierno Mexicano, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), de invitar al Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS-USDA, en inglés), a que reconsidere la decisión de reclasificar, sin revisión previa, el estatus zoosanitario en tuberculosis bovina (TB) y brucelosis a diversas regiones de México.

Cabe recordar que, dentro de las exportaciones del sector agroalimentario, el bovino es uno de los productos con más ventas al extranjero sólo después de la cerveza, el aguacate y el tomate, por lo que el imponer trabas su exportación a Estados Unidos no sólo impactaría negativamente a la balanza comercial internacional, sino a los más de 800 mil productores pecuarios nacionales que se verían afectados por una distorsión artificial del mercado interno de este producto.

Ante esta situación, desde que la CNOG tuvo conocimiento de esta decisión, sostuvo de inmediato reuniones de trabajo con las autoridades de SENASICA y de la Secretaría de Agricultura (SADER) que preside el Dr. Víctor Villalobos, coincidiendo en que esta decisión se tomó sin dar un espacio para un análisis técnico profundo, pues la medida que entraría en vigor a partir del 16 de abril de este año deriva más de una decisión administrativa que de un análisis técnico zoosanitario.

No hace sentido que pudiesen argumentarse riesgos zoosanitarios cuando la exportación promedio anual del 2019-2020 fue de un millón trescientas mil cabezas y de todas ellas solamente un animal mexicano enviado a los Estados Unidos presentó un análisis positivo de Tb afirmó Oswaldo.

Cházaro Montalvo presidente de la CNOG, quien consideró sumamente injusto el no valorar el enorme esfuerzo económico y logístico que ha realizado los productores pecuarios y autoridades de cada una de estas zonas, habiendo sido previamente revisadas y autorizadas por el mismo USDA-APHIS.

Cházaro Montalvo señaló que esta medida desalentaría el esfuerzo conjunto del Gobierno Federal, Estatal, Organismos Auxiliares de Salud Animal, Uniones Ganaderas y productores pecuarios en general para seguir invirtiendo recursos y esfuerzos en mejorar cada día sus Estatus Sanitarios correspondientes.

Ante esta situación, los ganaderos mexicanos y autoridades del gobierno de la República acordaron realizar reuniones virtuales urgentes convocadas por la Autoridad Zoosanitaria Federal con gobiernos estatales y Uniones Ganaderas Regionales aludidas.

Asimismo, la CNOG destacó que buscará a su contraparte norteamericana, la National Cattlemen´s Beef Association, (NCBA), pidiendo su solidaridad y apoyo ante su autoridad federal para que reconsideren esta medida y que se respete un justo y equitativo intercambio comercial de productos pecuarios entre los dos países.

Finamente Cházaro Montalvo dijo que se llegará hasta donde sea necesario para defender a los productores nacionales y sobre todo en ésta situación a los de las zonas aludidas en los estados de Baja California, Jalisco, Zacatecas, Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Nayarit, Tabasco, Michoacán, San Luis Potosí y Estado de México.

En apoyo a los productores de ganado de México, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) envió un comunicado al Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS-USDA, en inglés), con la finalidad de que reconsidere la decisión de reclasificar, sin revisión previa, el estatus zoosanitario en tuberculosis bovina (TB) y brucelosis a diversas regiones de México.

El 19 de octubre de 2020, el organismo estadounidense emitió una resolución legal que implica la reclasificación de los estados mexicanos y sus regiones A, que actualmente cuentan con el reconocimiento de acreditados en la campaña de erradicación de la TB para la exportación de ganado bovino hacia Estados Unidos (EU).

Derivado de ello, las regiones A de los estados de Baja California, Jalisco, Zacatecas, Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Nayarit, Tabasco, Michoacán, San Luis Potosí y Estado de México quedarían con estatus de No Acreditado, debido a que no fueron revisadas bajo el esquema que señala la nueva regulación estadounidense.

La medida restrictiva, para entrar en vigor a partir del 16 de abril del año en curso, afectaría el normal desarrollo de las actividades comerciales del ganado que México exporta anualmente a ese mercado, el cual rebasa el millón de cabezas.

El Senasica consideró que la decisión desestima méritos legítimos de la mayoría de las zonas incluidas en la resolución, toda vez que los casos de bovinos mexicanos con huellas de tuberculosis encontrados en las plantas de sacrificio en EU han disminuido a tal punto que de 1.3 millones de cabezas que se exportaron durante el pasado ciclo ganadero 2019-2020, solo un bovino presentó lesiones causadas por la enfermedad.

Ante ello, el organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural propuso formalmente a sus contrapartes estadounidenses continuar con el mecanismo consensuado entre ambos países, de otorgar o retirar reconocimientos, con base en visitas conjuntas de evaluación in situ, pero ahora, bajo los criterios de la nueva regulación.

El Senasica plantea que en caso de que la pandemia por COVID-19 impida realizar las visitas de inspección conjunta, las haga el personal técnico mexicano, de acuerdo con los criterios establecidos por la nueva regulación APHIS-USDA.

Adicionalmente, con la finalidad de evaluar la condición bajo el esquema de la nueva regulación del APHIS-USDA, se solicitará a la autoridad sanitaria de las 11 entidades federativas, que conjunten el documento de “Aclaración de los requisitos de información y Criterios de Evaluación para la Clasificación de la tuberculosis bovina”.

Previo acuerdo con los productores mexicanos de ganado bovino, el Senasica se comprometió a entregar el reporte de las regiones que serán reclasificadas como no acreditadas, para su evaluación en un plazo no mayor a 60 días.

Es importante mencionar que desde el 12 febrero, cuando APHIS-USDA comunicó su intención, el Senasica ha sostenido reuniones con Organismos Auxiliares de Salud Animal, Uniones Ganaderas, productores pecuarios y los gobiernos de los estados incluidos en el comunicado de USDA.

Sobre el tema, la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) ha manifestado que establecerá acercamiento con su contraparte norteamericana para juntos pedir sea reconsiderada la medida unilateral y que continúe el intercambio comercial de productos pecuarios entre los dos países, en forma similar a lo que ha tenido lugar por años.

El Senasica explicó en su comunicación con su contraparte que la decisión del gobierno de EU podría tener efectos negativos, de larga duración, en los avances de la erradicación de la tuberculosis bovina en México y afectaría el flujo comercial de ganado bovino que abastece a la industria cárnica de Estados Unidos.

En 1993 se creó el Comité Binacional México-Estados Unidos para la Erradicación de Tuberculosis Bovina.

Iniciaron entonces visitas de revisión a los estados mexicanos con la finalidad de evaluar su programa de erradicación de tuberculosis y, en su caso, permitir o no la exportación de becerros, para lo cual establecieron diferentes clasificaciones que el USDA otorga a las regiones, de acuerdo con el nivel de presencia de la enfermedad en determinada zona geográfica.

La colaboración entre México y EU ha generado importantes avances en la erradicación de la tuberculosis bovina en México. Por ejemplo, en 1994 sólo el estado de Sonora se encontraba en fase de erradicación, actualmente, poco más del 86 por ciento del territorio del país se clasifica en ese estatus.

Los reconocimientos de regionalización de APHIS-USDA se convirtieron en grandes incentivos para los productores mexicanos y que vendieran sus animales a mejores precios, tanto en EU como en los mercados internos.

El Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos reclasificó diferentes regiones de México como no acreditadas para exportar ganado en pie por presencia de tuberculosis bovina entre ellas la zona norte de Jalisco.

El Gobierno de Jalisco dijo que la decisión del gobierno estadounidense de reclasificar las regiones geográficas de México reconocidas como zonas libres de tuberculosis y brucelosis bovinas, supone una afectación para la ganadería jalisciense.

El año pasado Jalisco exportó tres mil 400 becerros de la zona norte a Estados Unidos. Los principales municipios son Villa Guerrero, Totatiche, Santa María de Los Ángeles, San Martín de Bolaños, Mezquitic, Huejúcar, Huejuquilla El Alto, Colotlán, Chimaltitán y Bolaños.

En rueda de prensa funcionarios del Gobierno del Estado pidieron al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) mantener el ritmo de supervisión en la ganadería.

La reciente medida de reclasificar zonas de exportación de ganado vivo al mercado norteamericano en forma unilateral por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), es tomado como un reto por el Gobierno de Jalisco para reforzar su esquema de inocuidad en la producción de alimentos.

Así lo planteó el titular de la Junta de Gobierno de la Agencia de Sanidad e Inocuidad Alimentaria de Jalisco (ASICA), Alberto Esquer Gutiérrez, quien expresó que la determinación de la dependencia estadounidense es una medida unilateral aplicada al “Gobierno de México” y que no tomó en cuenta a la Comisión Binacional de Ganadería México-Estados Unidos.

“Estamos trabajando de la mano con SENASICA, que es el órgano Federal encargado de la regulación en nuestro país. Desde el primer día que salió este documento hemos estado en comunicación permanente a través de la Agencia de Sanidad (ASICA) para poder implementar medidas que nos ayuden a salir rápido de esto”, advirtió Esquer Gutiérrez.

El funcionario estatal puntualizó que lo anterior repercute en contra de la ganadería de la Región Norte de la entidad, única zona de Jalisco reconocida para la exportación de ganado vivo a la Unión Americana, lo que quedará sin efecto a partir del próximo 16 de abril.

Esquer Gutiérrez hizo también un llamado urgente para que la federación termine con su política de reducir el presupuesto al Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad y Calidad Alimentaria (SENASICA), dado que ya se pagan los costos por esta medida de parte de USDA.

“Cada año el desmantelamiento del Gobierno de la República a SENASICA es muy notorio, por eso desde Jalisco hacemos una llamado al Gobierno de la República en fortalecer a esta institución, SENASICA, porque es de mucha importancia para México, de mucho apoyo para el Gobierno del Estado en materia del campo. Recuerdo la lucha que dio el jefe de la Oficina del a Presidencia, Alfonso Romo, y del secretario Víctor Villalobos para que no saliera el presupuesto del SENASICA, pero no hubo razón del secretario de Hacienda”, advirtió y añadió que tal reducción ha sido del 20% de los recursos en los dos años recientes.

También hizo énfasis en que la ASICA y la SADER Jalisco seguirán con sus acciones de reforzamiento de la calidad sanitaria del ganado, no sólo en la Región Norte para hacerla valer como zona de exportación, sino en otras regiones con gran potencial de exportación de animales en pie, como la Costa y las Sierras de Amula y Occidental, donde también se trabaja con el mismo objetivo.

Expuso que como muestra de las acciones de la ASICA, se tienen marcha esquemas de supervisión sanitaria en la agricultura, ganadería, pesca, acuacultura y varios renglones de la agroindustria que superan los 100 millones de pesos para el ejercicio de este año.

También citó lo que la SEDER Jalisco ha canalizado a la rehabilitación de rastros municipales, que suponen 150 millones de pesos para garantizar la inocuidad en el sacrificio de los animales y manejo de la carne.

Por su parte, el encargado de despacho de la SEDER Jalisco, Salvador Álvarez García, adujo que la medida restrictiva anunciada por Estados Unidos, no debe desalentar a los productores con hatos libres de enfermedades, de manera que se conserve el estatus sanitario que permita la exportación de ganado en el plazo inmediato en que se supere la restricción de parte de Estados Unidos.

En su intervención, el responsable de la ASICA, Edgar Pulido, resaltó que en Jalisco se ha cumplido plenamente el acuerdo de cooperación que México firmó con Estados Unidos en materia sanitaria en la ganadería en el periodo 20l9-2024, particularmente en el control de las enfermedades de la tuberculosis y la brucelosis, por lo que se apelará a esto para retomar el estatus sanitario para reanudar la exportación del ganado de la zona libre en la Región Norte.

Adujo que se tiene gran material informativo de los trabajos en esquema binacional de ganadería entre México y Estado Unidos.

Por lo mismo, dijo que el objetivo es buscar las alternativas necesarias para reponer la pérdidas económicas que de momento se origenen como mayor conciencia de los productores ante la salud de los animales y en reforzar la cooperación con el Estado de Zacatecas, entre otros temas de la agenda inmediata.

A su vez, el diputado federal e integrante de la Comisión de Ganadería del Congreso de la Unión, Eduardo Ron Ramos, expresó que ya se hizo el pronunciamiento por parte de su comisión ante una medida injusta que afectará la exportación de becerros de la Región Norte y otras entidades afectadas.

Durango mantiene su Status Modificado Acreditado, esto luego que autoridades de Estados Unidos llevaron a cabo la reclasificación, señaló el gobernador del estado José Rosas Aispuro Torres.

En conferencia de prensa, el ejecutivo estatal acompañado por el secretario de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Joel Corral Alcantar, explicó que Durango junto a los estados de Sonora y Chihuahua colocan el 75 por ciento del total del ganado exportado de México.

Explicó que dentro del Plan Anual de Inversión para este 2021 en la entidad se contempla ejercer un más de 500 millones de pesos, en programas y acciones de apoyo a los sectores ganadero, agrícola, de desarrollo rural y agroindustrial.

Resaltó que la entidad ocupa el tercer lugar a nivel nacional en exportar más ganado a Estados Unidos, dicha actividad registra una derrama económica para el estado de más 3 mil millones de pesos.

Aispuro Torres enfatizó que es necesario continuar con esquemas de mejoramiento genético, cuidando el status de exportación y seguir con la entrega emergente por sequía.

Resaltó que preocupa la falta de lluvias en el campo, por tanto se apoyara al sector agrícola con la entrega de 3 mil toneladas de semilla de avena y mil toneladas de semilla de frijol, en beneficio de 17 mil familias.

En el tema del frijol, dijo que, Durango es el único estado en incentivar dicha producción, lo que permitió convertir al estado en el Segundo Productor a nivel nacional y el primero en la especie de Pinto Saltillo.

Por su parte el titular de SAGDR indicó que en el año pasado se construyeron más de 600 bordos de abrevadero, infraestructura que facilita el almacenamiento de agua para miles de productores en el medio rural, al igual que se dotó de apoyos alimentarios para ganado y para el cultivo del campo.

“Cuidar al campo es vital para la economía del Estado, según datos del INEGI Durango tiene 5 mil 353 localidades con menos de 250 habitantes, por eso estamos trabajando para que la reactivación económica que ya se siente en los centros urbanos llegué a todas las poblaciones del estado” dijo el gobernador.

Agregó que Durango es uno de los pocos estados del país que ha logrado recuperar los empleos perdidos a causa de la pandemia, durante el mes de enero se generaron cerca de 2 mil empleos, esto significa 63 nuevas plazas de trabajo cada día y en comparación con la misma fecha pero del año pasado se tuvo un incremento del 300 por ciento en la generación de empleos a pesar de la emergencia sanitaria.

Para finalizar cometo que es necesario que la recuperación económica continúe por ello se emprenderán una serie de acciones que vitalicen el campo, ya que miles de familias dependen de la agroindustria. (BOLETÍN DE PRENSA CNOG. Con información de SADER, EL INFORMADOR, SEDER-JALISCO. Y EL SOL DE DURANGO.)

Deja un comentario