La facturación de la producción agroalimentaria en México ha crecido más del 100% en 26 años

Dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 se contempló un recurso para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Agricultura) 3.6% superior al del año anterior, cifrando 49,291.6 millones de pesos, sin embargo, lo destinado al sector pecuario fue prácticamente nulo.

De acuerdo con Juan Carlos Anaya, director general del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), esta falta de apoyos al segmento agroalimentario es uno de los principales motivos para su abandono, además de un obstáculo para su crecimiento.

Durante la presentación virtual del Index Agropecuario 2020, se explicó que las dificultades para conseguir esquemas de financiamiento e incentivos económicos juegan un papel importante en el relevo generacional de este sector, motivo por el que actualmente solo 10% de la fuerza laboral está representada por hombres de los 18 a los 40 años.

Anaya Castellanos agregó que si bien los apoyos y financiamientos son escasos, el campo mexicano y su producción se ha mantenido creciente, acotó que desde 1994 hasta el 2020 la facturación de la producción agroalimentaria gozó de un incremento de 111.8%, totalizando en 58,234 millones de dólares.

El director general del Grupo destacó que casi 44% de este valor está representado por el sector pecuario, que si bien cada vez muestra un mejor desempeño, aún es deficitario en más del 17%, por lo que esta parte del consumo se debe solventar con las importaciones.

Información de la firma consultora habla de que al cierre de enero, las importaciones de los diversos bienes pecuarios —carne de cerdo, res y pollo— generaron un gasto de 314.5 millones de dólares, 17.5% menos que en enero de 2020.

El especialista expuso en este foro virtual, que la situación actual por la que atraviesa el sector agroalimentario es el producto de un gobierno que prefiere optar por programas asistenciales, en lugar de invertir en apoyos y financiamiento para los segmentos clave de la economía.

Finalmente, recordó que esta industria representa 7.9% del Producto Interno Bruto Nacional (PIB), que pese a la caída de la economía de más de 8% en 2020, se ha mantenido resiliente, por lo que concluyó que es necesario que las autoridades cambien sus concepciones sobre ella y la vean como el área de oportunidad que representa. (https://www.porcicultura.com/)

Deja un comentario