Un éxito, la siembra de maíz en macetas

Apoyados por investigadores de la UNAM, en el municipio de Pahuatlán, en la sierra norte de Puebla, sembraron maíz en macetas formadas por bolsas de plástico.

El Proyecto Jornada Milpa Sustentable, forma parte del Programa de Servicio Social Comunitario desarrollado por la UNAM, y arrojó muy buenos resultados para los productores.

Se trata de un sistema agroalimentario eficiente, que busca optimizar los recursos de los campesinos, de tal manera que no requieran grandes inversiones o extensiones de tierra, ni una yunta o tractor, porque produce en un espacio pequeño. Aquí la semilla no se coloca al mismo tiempo, sino por semana.

Este proyecto fue ideado y puesto en práctica por el investigador Eduardo León Garza, de la Facultad de Ingeniería, quien explicó que en una jornada se siembra el equivalente a un surco de tierra, pero cada planta en una maceta (una bolsa de plástico negra en cuya parte inferior hay una válvula que controla la salida de líquido).

De tal manera que se recupera el excedente con los nutrientes lavados por el riego al pasar por la tierra y se vuelve a utilizar en el siguiente receptáculo. Al no perder estas sustancias, se obtiene agua enriquecida, lo que hace que el consumo hídrico sea del 10 por ciento de lo que requieren los grandes cultivos y su infraestructura tecnológica.

Para producir un kilogramo de maíz, este sistema precisa 100 litros; en tanto, la agricultura tecnificada necesita mil para obtener la misma cantidad. Como abono utilizan el estiércol de animales de granja como gallinas, borregos y caballos.

Colocando las bolsas en sus azoteas, muchos de los pobladores que participaron corroboraron cómo esta innovación ayuda a las familias a mejorar su calidad de vida, al permitirles disponer de dos y hasta tres cortes por año.

El Proyecto Milpa Sustentable se instrumentó hace algunos años en varios municipios de Puebla y Tlaxcala. En Pahuatlán inició en octubre de 2015 con un grupo de cinco jóvenes, hoy son 30. Al principio eran 70 familias de dos localidades las beneficiadas y se cerró este ciclo con 400 de 14 comunidades, incluida la cabecera municipal.

Deja un comentario