El amaranto, entre las primeras plantas cultivadas por el hombre

La semilla del huauzontle, el amaranto, probablemente ayudó a los cazadores-recolectores de hace miles de años, a evitar morir de hambre y construir una nueva civilización.

Se ha hallado evidencia de que el amaranto estuvo entre las primeras plantas cultivadas en el actual Illinois, en Estados Unidos. Un estudio reciente asegura que un incremento inusitado de la población obligó a la gente a encontrar nuevas formas de producir alimento o perecer de hambre.

Los investigadores afirman que la población del este de Norteamérica casi se duplicó hace 6 mil 900 años y continuó en rápido crecimiento hasta hace 5 mil 200 años, poco antes de que las plantas se domesticaran por primera vez en la región, hace unos 5 mil años.

El antropólogo en la Universidad de Utah, Elic Weitzel, señaló que esto sugiere que “la gente se vio empujada hacia la domesticación cuando las poblaciones rebasaron la oferta de alimentos silvestres·.

“La transición hacia la domesticación de alimentos permitió que las poblaciones humanas se elevaran drásticamente en todo el mundo y posibilitó nuestro modo de vida. Las aldeas se transforman en ciudades. Una vez que se alcanza eso, se tiene toda clase de cambios sociales. En realidad no vemos una sociedad de nivel Estado hasta que ocurre la domesticación.”

DE acuerdo con estas investigaciones, la agricultura fue “inventada” en 11 ocasiones diferentes alrededor del planeta; se cree que la primera fue la domesticación del trigo, hace unos 11 mil 500 años, en Medio Oriente. La primera evidencia en el este de Norteamérica es el cultivo de calabaza en Phillips Spring, Missouri, hace unos 5 mil 25 años.

De allí siguió la plantación de semillas de girasol hace 4 mil 840 años en Hayes, Tennessee, y grandes cantidades de huanzontle, calabaza, girasol e Iva annua en Riverton, Illinois, hace unos 3 mil 800 años.

Weitzel, autor principal de un documento en la revista Royal Society Open Science, añadió: “Durante la mayor parte de la historia la gente vivió de alimentos silvestres: lo que pudiera cazar o recolectar. Sólo en fechas relativamente recientes realizó el cambio hacia un método por completo distinto de conseguir su alimento. Es importante entender por qué ocurrió esta transición”.

 

Deja un comentario