Aún hay mucho por hacer en el campo: Sagarpa

México está lejos de su potencial agropecuario y aún hay muchas cosas por hacer en el sector, reconoció el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), José Calzada.

Durante su comparecencia en la Cámara de Diputados con motivo de la glosa del cuarto Informe de gobierno, el titular de la Sagarpa dijo que la labor del funcionario es depurar las políticas públicas para hacerlas cada vez más efectivas, “pero creo que estamos mejor que como estábamos, porque el mérito de este país productor no es del gobierno, sino de los productores que están pasando de volumen a valor. La tarea no está terminada y podemos afinar la puntería”.

Ante los legisladores, el funcionario destacó que el campo es un sector que crece muy por encima de la media nacional, en el que laboran casi 7 millones de personas y que su contribución a la estabilidad social permite aspirar a un México de paz y con progreso. Para ello, continuó, es prioritario apoyar a la agricultura familiar, a los pequeños productores, a las mujeres y jóvenes para arraigarlos a las actividades del campo mexicano.

Sin embargo, legisladores de todas las fracciones parlamentarias cuestionaron el panorama de “significativo avance” y crecimiento para beneficio de la mayoría de los productores del campo que presentó en su comparecencia el titular de la Sagarpa.

Por ejemplo, la diputada Rosa Elena Millán Bueno, del PRI, se refirió al sector pesquero e indicó que nadie puede discutir el potencial del país en esta materia, no obstante, dijo, el sector no está ajeno a la corrupción y eso impide detonar su gran potencial. Conapesca cuenta apenas con 200 inspectores y eso impide una correcta vigilancia en las zonas con especies de alto valor.

Por parte del PAN, Exaltación González Ceceña comentó que “lo que no nos gusta es que se viva en un mundo de ilusiones y de buenas intenciones. El sector agropecuario que nos presenta no tiene nada que ver con la realidad que viven millones de productores de trigo, maíz, sorgo, frijol, leche, carne en todo el país. Nos preocupa que 26 millones de mexicanos no vean esa autosuficiencia alimentaria”.

Mientras que el diputado perredista Felipe Reyes Álvarez señaló que en agricultura para este año se aprobaron 84 mil 827 millones de pesos; sin embargo, la SHCP ejecutó recortes por el 8.5 por ciento. Esta situación no la entendemos, sobre todo, cuando en el PND el gobierno reconoce al campo como sector estratégico y debe ser fortalecido para lograr la autosuficiencia alimentaria.

Evelyn Soraya Flores Carranza, del PVEM, refirió que el país enfrenta graves riesgos medioambientales y que a pesar de los esfuerzos de la FAO por promover las mejores prácticas agrícolas, el campo mexicano no está exento de esta problemática, por lo que preguntó qué hace el gobierno mexicano para mitigar los efectos del cambio climático y mejorar las prácticas agropecuarias.

 El legislador Rogerio Castro Vázquez (Morena) coincidió en que se requiere invertir en el campo, sobre todo cuando se incrementa la importación en productos básicos. “México no es un país que tenga soberanía alimentaria, estamos a expensas de lo que produzcan otras naciones, cuando tenemos las herramientas y la mano de obra suficiente para que se lleve a cabo esa realidad”, apuntó.

Por MC, el legislador Gustavo Adolfo Cárdenas Gutiérrez, destacó que “México avanza en un camino incongruente donde se abandona al campo y la soberanía alimentaria y los productores de granos y oleaginosas enfrentan altos costos nacionales y bajos precios internacionales lo que tiene colapsado al sistema granelero del país”.

Al dar respuesta a los cuestionamientos de los legisladores, el funcionario anunció que se financiarán proyectos productivos de mujeres, que representan el 13 por ciento de las personas que trabajan en el campo y que “requieren apoyos económicos y no solamente discurso”. Se destinará este año 8 mil millones de pesos únicamente para estas acciones, además de invertir en tecnología, innovación y capacitación.

Igualmente se impulsará a los jóvenes y se consolidará la competitividad del sector agroalimentario para apuntalar a México como potencia productora y exportadora de alimentos a nivel mundial, y garantizar a los mexicanos el derecho a la alimentación.

“El sector agroalimentario aporta 8.1 por ciento del PIB nacional, equivalente a 93 mil millones de dólares, es decir, produce 10.6 millones de dólares por hora de alimentos. Esa es la potencia en la que se ha constituido México”, aseveró.

El reto, destacó, es hacer al campo más productivo y con mayor equidad, a fin de disminuir la brecha existente entre quienes se han posicionado y los que requieren mayor apoyo institucional, mediante el diseño de políticas estratégicas para elevar el valor a la producción y colocarla en los mercados nacional y extranjero, obtener más ingresos y mayores oportunidades.

Se promoverán proyectos estratégicos, como la producción de palma de aceite, soya, agave y apicultura; se rescatará el café y se consolidará la siembra de aguacate, ya que México contribuye con el 70 por ciento de la producción mundial de ese alimento.

En materia de pesca, afirmó, hay retos por delante. “Los cambios climáticos han afectado a regiones que antes eran altamente productivas. Tenemos 300 mil personas que se dedican a la pesca con un valor de producción de 32 mil mdp”.

En cuanto a los programas que se fusionaron, expresó que se priorizarán aquellos que tienen que ver con mujeres y jóvenes. Declaró que casi el 10 por ciento del presupuesto de la Sagarpa irá a innovación y fortalecer lo que tiene que ver con mecanización y programas estratégicos como producción de soya y maíz amarillo.

“Estamos importando granos, pero producimos 38 millones de toneladas de estos. Producimos fundamentalmente maíz blanco, 23 millones de toneladas aproximadamente. Creo que una línea en la que estamos caminando ahorita es también producirlo aquí en nuestro país, pero en suma no nos va tan mal”.

Dijo que para el financiamiento a productores se destinaron 64 mil millones de pesos, de los cuales, cerca de 34 mil mdp se van a pequeños productores, es decir, más de 50 por ciento.

Respecto a la situación del sector ganadero, Calzada Rovirosa dijo que se logran cifras históricas de financiamiento cada año, tan sólo para este 2016, se llegará a 250 mil mdp, financiados a través de la Banca de Desarrollo y la Banca Comercial a través de créditos para productores, principalmente para actividades pecuarias.

Subrayó que al Proagro se le destinan 10 mil millones de pesos para los 2.2 millones de productores, principalmente pequeños; en lo que respecta a los predios de la Cruzada Contra el Hambre de hasta 3 hectáreas, el gobierno federal los apoya con mil 500 pesos, a productores de autoconsumo entre tres a cinco hectáreas se les dotan mil 300 pesos, para productores de 5 a 20 hectáreas, 800 y de 20 a 80 hectáreas, 700 pesos.

Agregó que actualmente se producen 13 por ciento más que hace seis años en cuanto volumen, pero 26 por ciento más en cuanto a valor, lo que tiene que ver con el apoyo a pequeños productores. “Más recursos no significa mejor campo, los recursos que tenemos debemos direccionarlos bien para que la gente viva mejor”.

Deja un comentario