Cae producción de cítricos en Florida por el HLB

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos prevé una mala temporada para la producción de naranjas y toronjas en el estado de Florida.

Las autoridades estadounidenses informaron que, para la temporada de cítricos 2016-2017, se prevé una caída del 14 % en la producción de naranjas y de un 11 % en la de pomelos o toronjas, respecto del año anterior.

Florida, conocido como el “Estado del sol”, es el segundo mayor productor mundial de zumo de naranja, y estima una producción de 70 millones de cajas de naranjas para esta temporada, frente a los 81.5 millones recogidas en la temporada 2015-16.

En cuanto a las toronjas, las previsiones para la temporada que concluye en junio de 2017, indican una producción de 9.6 millones de cajas.

La Comisión de Agricultura del estado de Florida, informó que la previsión es “desalentadora” y una prueba de los “tiempos difíciles que encara la industria de los cítricos” de Florida.

La caída en la producción de estos cítricos es consecuencia directa de la enfermedad del Dragón amarillo o “enverdecimiento”, a la que han sucumbido más de 550 acres de plantaciones.

En la temporada 1997-1998, cuando el cultivo se hallaba libre de esta plaga, la producción era de 244 millones de cajas de cítricos.

Esta enfermedad, que se originó probablemente en China a principios del siglo XX, es además la responsable del alza en el costo del cuidado de las plantaciones de cítricos, que se ha doblado hasta alcanzar los 2 mil dólares por acre.

La industria de cítricos de Florida genera a la economía del estado más de 9 mil millones de dólares anuales y produce las tres cuartas partes de la cosecha de naranjas de Estados Unidos.

Los más de 12 mil productores de cítricos cultivan cerca de cien millones de árboles, lo que convierte al estado en el primer productor mundial de toronja y en el segundo de la región en cosecha de naranjas, solo superado por Brasil.

Ningún condado productor de cítricos del estado ha escapado al efecto del Huang long bing provocado por la bacteria denominada “citrus greening”, una de las más peligrosas plagas que atacan a estos frutales.

Deja un comentario