Mejoran las condiciones para productores de frijol

El alza en el precio del dólar y la disminución en la producción de frijol en Estados Unidos podría impulsar la comercialización de la leguminosa mexicana, al dificultar su importación, consideró el gobierno del estado de Zacatecas.

Al anunciar el esquema de comercialización para la cosecha Primavera – Verano 2016, la Secretaría del Campo (Secampo) del estado detalló que con éste se apoyará a productores de Chihuahua, Durango y Zacatecas.

Dicho acuerdo establece el acopio de 151 mil toneladas de la leguminosa en los tres estados que, en conjunto, aportan más del 70 por ciento de la cosecha total de frijol del ciclo primavera – verano en el país.

De éstas, 99 mil toneladas son producidas en Zacatecas; de hecho, aunque el apoyo económico se redujo en 50 centavos en comparación al año pasado, se aumentó el número de toneladas beneficiadas ya que, durante 2015, sólo en Zacatecas se apoyó la producción de 73 mil toneladas.

Las condiciones bajo las que operará el esquema de comercialización durante el presente año permitirán ampliar la cobertura de atención para beneficiar a 3 mil productores más que en 2015.

La dependencia del gobierno zacatecano advirtió que las nuevas reglas de competencia impiden que el gobierno federal pueda definir precios, pero el consenso en el mercado es que nadie está comprando a menos de 10 mil 500 pesos por tonelada de frijol negro —de mayor consumo en el centro y sur del país— y 11 mil por frijol pinto.

El esquema de comercialización permitirá que, además del precio de venta de la gramínea, se apoye con mil 500 pesos por tonelada a los productores de las tres entidades federativas.

Este monto, sumado al precio que reciban por la venta de su cosecha, permitirá a las y los agricultores de los tres estados obtener un ingreso más favorable que el del año pasado.

Consideró que el tipo de cambio dificultaría la importación de frijol desde Estados Unidos, además de que los productores de aquel país sembraron una superficie menor, reduciendo la oferta en 300 mil toneladas con relación al año pasado; en tanto, Brasil sufre una crisis de abasto y demanda importación urgente de frijol.

Añadió que también se alcanzó un acuerdo con los acopiadores de la gramínea para evitar que haya un exceso de oferta en el mercado y provoque la caída del precio; a ellos se les apoyará con 600 pesos por tonelada con la condición de almacenarlo por 60 días.

Este monto servirá para cubrir gastos iniciales de almacenamiento, operativos y financieros para la venta del frijol en los centros de acopio —verificados y acreditados por la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA)— distribuidos en las zonas de producción en el estado.

Todos estos factores contribuyen a generar condiciones de certidumbre comercial, favoreciendo a los productores para que reciban un precio justo por su cosecha, misma que, sin duda, será más favorable que los obtenidos durante ciclos anteriores.

Deja un comentario