En riesgo la caprinocultura en Baja California Sur

La cría de cabras en Baja California Sur ha descendido de un millón de animales que había hace 40 años, hasta llegar a los 120 mil

que hay actualmente, denunció el presidente de la asociación de caprinocultores del estado, Manuel Polanco.

El dirigente ganadero enlistó el abandono del gobierno federal, la falta de apoyos estatales y las condiciones climáticas adversas que han imperado en los últimos años en Baja California Sur, como las causas que han puesto en jaque a la cría de caprinos,

Explicó que la gran mayoría de los mil 500 productores de cabras del estado son rancheros de muy bajos recursos, que tienen en esta actividad su única forma de vida, al tiempo que lamentó que quienes fueran referente histórico en la forma de vida más tradicional de la entidad parecen estar condenados a morir, debido a que sólo hay promesas vanas de parte de las instituciones, a diferencia de lo que sucede con otros sectores como las grandes agroempresas que se llevan el 80 por ciento de los recursos que el Gobierno federal destina a Baja California Sur a través de la Sagarpa.

“No había apoyos y el aumento a la gasolina y al gas viene a ser como el tiro de gracia; nos pega muy duro porque no vamos a poder replicar este aumento a los consumidores, aunque lo más seguro es que los intermediarios sí lo hagan”, explicó.

El dirigente de los caprinocultores recordó que desde hace dos años la organización que preside viene presentando proyectos ante la Sagarpa para bajar recursos en apoyo a los criadores; entre otros, un ambicioso programa de repoblamiento de rebaños a fin de que garantizar la viabilidad de decenas de comunidades serranas, con familias que dependen únicamente de la cría de chivas.

Manuel Polanco aceptó que en el pasado el Gobierno federal ha apoyado algunos proyectos de caprinos a través de la Conaza, pero aclaró que éstos han sido a medias y muy lentos, por lo que anunció que en fechas próximas se reunirán con el gobernador para solicitarle el respaldo a los proyectos que requieren de una contraparte estatal, el más importante, el repoblamiento de los rebaños.

Por otra parte, el Consejo de Productores de Caprinos de Baja California Sur, informó que los caprinocultores del estado van a la conquista del mercado de Los Cabos, con una gama de productos que van desde cabritos hasta quesos, dulces, cajetas, yogurts, leches e incluso chorizos, todos elaborados con estrictas condiciones de sanidad y materias primas de primera calidad.

Señaló que uno de los retos de los productores locales es abrir el mercado del sur, una vez que han logrado mejorar y perfeccionar sus procesos de producción, industrialización y presentación, así como sustituir los rebaños con animales de mejor calidad genética.

Deja un comentario