Verifican rastros, carnicerías y supermercados en Hidalgo

Para prevenir la venta y consumo de carne contaminada con clembuterol, las autoridades sanitarias del estado de Hidalgo verificaron 958 carnicerías y locales con venta de aves en la entidad.

La Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del estado (COPRISEH), explicó que ante el incremento en el consumo de productos animales durante la presente temporada, se mantiene la vigilancia en rastros, mataderos, carnicerías, así como en tiendas de autoservicio, donde se han tomado 328 muestreos de cárnicos.

Entre las medidas de seguridad efectuadas durante las visitas de verificación, se aplicó la suspensión de 7 establecimientos en los municipios de Actopan, Huichapan, San Salvador, Tulancingo y Zimapán por la presencia de fauna nociva, no contar con agua potable, incumplimiento a la norma sanitaria (puntos críticos señalados en visitas anteriores).

De igual manera, se destruyeron 110 kilos de productos como carne molida, carnitas y vísceras por encontrarse en estado de descomposición.
Personal de las 17 delegaciones jurisdiccionales realiza acciones de muestreos permanentes con el objetivo de incentivar la venta de carne sin clembuterol, lo cual parte de contar con un proveedor confiable, que les abastezca de ganado alimentado sin este tipo de anabólicos.

De igual manera, mediante capacitaciones a manejadores de alimentos, se busca sensibilizar al consumidor del producto, explicando qué características debe observar en la carne y puedan identificar de manera oportuna la presencia del clembuterol.

La SSH reitera a toda la población las siguientes recomendaciones al comprar carne:

Comprar en establecimientos fijos, limpios y que conserven el producto en refrigeración.

El personal que atiende el establecimiento deberá estar aseado, con cubre pelo y mandil limpio.

Asegurarse que los utensilios y equipos para cortar la carne estén limpios.

El establecimiento debe estar limpio y libre de fauna.

La carne deberá presentar textura suave, jugosa y tener suficiente grasa de color crema.

No comprar productos cárnicos cuando presenten coloración verdosa, estén pegajosos, blandos, resecos o tengan olor desagradable.

Cocer, asar o freír completamente la carne antes de consumirla.

La COPRISEH detalló que para que se pueda realizar el procesamiento y venta de los productos cárnicos, se vigila la procedencia, medidas sanitarias, transporte, etiquetado, conservación y el manejo de los productos antes de ser entregados a los clientes.

Ante cualquier irregularidad, se sugiere reportarla de inmediato al número 01 800 557 8444, o al correo electrónico contacto.copriseh@ssh.gob.mx.

Asimismo, se hacer a través de la página web copriseh.hidalgo.gob.mx o en Twitter en @coprisehgo.

Deja un comentario