Cultivo de agave, una opción para el campo de Chiapas

El cultivo de agave es la mejor propuesta para fortalecer el campo chiapaneco, consideró la Unión Nacional de Productores de Agave en el estado.

Su presidente, Luis Alberto Barrios López, aseguró que existen tierras muy pobres que se encuentran ociosas, es decir, donde los cultivos tradicionales como el maíz y el frijol han dejado de ser redituables para los campesinos. “Con una rentabilidad máxima de 375 mil pesos por hectárea, el cultivo de agave es sin duda la mejor propuesta para el campo chiapaneco.”

El dirigente campesino explicó que un productor de agave, en seis hectáreas en el municipio de Soyaló, está produciendo 500 toneladas, que serán trasladadas a Guadalajara, Jalisco, para su proceso de transformación.

Explicó que como Unión de Agaveros, tienen la idea fundamental para cultivar la variedad de agave tequilana weber azul y el enfoque sería en el tema de salud, con la extracción de la miel de agave.

Barrios López, señaló, que están buscando créditos, ya tienen 800 hectáreas registradas para sembrar agave, con plantas certificadas, por ahora son 14 estados enlazados para enfrentar la problemática de este cultivo.

Buscan también, que sea procesado en la entidad, sobre todo para la producción de insulina y otros derivados, que dejarían mayores ganancias a los productores chiapanecos.

Actualmente esta asociación tiene presencia en más de 20 municipios de Chiapas, como Chiapa de Corzo, Concordia, Villacorzo, Parral, Tuzantán, Soyaló, Arriaga, Tonalá, San Fernando, entre otros. Con más de 230 productores, que están iniciando el cultivo en más de 800 hectáreas.

A los tres años, una hectárea de cultivo de agave produce 125 toneladas, tomando en cuenta que el precio es de tres pesos por kilogramo, el productor obtendría 375 mil pesos al cosechar.

Es un cultivo, dijo,  que tiene una gran demanda nacional e internacional, y sería una alternativa muy apropiada para los productores del campo, toda vez que la planta de agave se sostiene con un litro de agua al año.

Un comentario

Responder a gerardo zebadua Cancelar respuesta