Empresarios tabasqueños dan valor agregado al plátano macho

Ante la situación actual que vive la exportación de los productos del campo, empresarios tabasqueños apostaron por diversificar su economía e integrar con el plátano macho la primera agroindustria dedicada al procesamiento de esta fruta al alto vacío.

En entrevista con Grupo Presente Multimedios (GPM), Juan Manuel Cernuda Merodio, socio de Plataneros Unidos de Cucuyulapa, destacó que pertenece a un grupo de emprendedores que decidieron darle valor agregado a este cultivo tabasqueño y que forma parte de la empresa “Bocaditos”.

Actualmente cuentan con una capacidad de producción de siete toneladas de plátanos diarios y dispone de más de 600 hectáreas de cultivo.

GPM: ¿Por qué recomendarías sembrar plátano macho en Tabasco?

JMCM: Yo lo recomiendo porque es un fruto que tiene muchos usos, se puede hacer tanto postres, botanas, complementos de platos fuertes de comida, tostadas, pero en general tiene una variedad de uso extenso.

El plátano macho en Centroamérica es un alimento similar a la tortilla en México, es decir es altamente consumida y eso nos anima porque nos indica que en un futuro tendremos mercado, pero en general lo recomiendo por ser una fruta que se puede comercializar en distintas presentaciones a como nosotros lo haremos en un futuro.

GPM: ¿A qué apostaron con sus plantaciones para hacer algo diferente?

JMCM: Nosotros desde Cucuyulapa nos atrevimos a crear el plátano horneado, surgió como una innovación por ser un producto que se tiene costumbre de consumir pero nunca en la historia se había llevado a su transformación, hoy podemos decir que nuestro trabajo ha sido aceptado por clientes locales, nacionales y hasta internacionales.

“El plátano macho en Centroamérica es un alimento similar a la tortilla en México, es decir es altamente consumido”

El plátano horneado es saludable, sabroso, no tiene grasa y conserva una mayor vida en anaquel; por eso al ver todas estas grandezas que tiene el plátano macho nos atrevimos a darle ese valor agregado y dejar de vender el producto en bruto.

GPM: ¿Dónde empezaron a vender su producto cuando aún no le daban valor agregado?

JMCM: Lo comercializábamos en Cunduacán y en Villahermosa, principalmente en los mercados públicos, pero una vez que le dimos valor agregado logramos introducirlo en los supermercados y tiendas de cadena nacional.

GPM: ¿En qué momento se dieron cuenta de darle valor agregado al plá- tano macho?

JMCM: Lo hicimos por los precios que no son siempre iguales, si los vendemos en bruto que procesados, hay veces que el fruto llega a costar a un precio económico que impide recuperar los gastos de inversión.

Al tener sobreproducción y al detectar la demanda nos aventuramos a hacer el plátano horneado con el objetivo de ofrecer nuestro producto por un largo tiempo, principalmente en las temporadas de escasez, pues lo elaboramos con la intención de que tengan una vida en anaquel de hasta seis meses.

Nosotros nos atrevimos a crear el plátano horneado como una innovación por ser un producto que se tiene costumbre de consumir”

GPM: ¿Ahora el plátano horneado cuánto más costará de su precio normal?

JMCM: Mira la ganancia es muy grande, un kilo de plátano macho bien vendido lo pagan entre cuatro y cinco pesos, pero ya procesado el kilogramo se venderá sin ningún problema en 50 pesos, entonces nos damos cuenta de que hay una diferencia 10 veces más de ganancia.

GPM: ¿Qué tiempo llevan con la fábrica?

JMCM: La sociedad de plataneros unidos de Cucuyulapa nació en el 2013, arrancamos a finales de 2016 justamente en noviembre, desde ese entonces nosotros empezamos a producir, tenemos una capacidad de procesar hasta siete toneladas diarias, ahora sólo estamos afinando detalles para elevar nuestra producción.

Hemos llegado a empaquetar mil 500 bolsas diarias, por ahora sólo buscamos la estandarización de nuestro producto que ya tiene mercado y consideramos que se volverá un detonante de la economía local.

GPM: ¿Cómo nació el gusto de adentrarse al negocio del plátano macho?

JMCM: Llegué a la Asociación a través de un familiar debido a que ellos son productores y en base a mi formación profesional y mi experiencia de trabajar en industria, aporté mis conocimientos para darle valor agregado al plátano macho.

Tabasco tiene potencia y capacidades para conseguir a través del sector platanero una agroindustria de primer nivel que sirva de alimento para la población, por eso yo decidí entrarle al proyecto inicialmente como socio y poco a poco observando aprendí el desarrollo de los cultivos, me preparé, fuimos a exposiciones y luego regresamos con nuestra creación y nos encontramos con una buena aceptación.

GPM: Finalmente ¿Cree que con el plátano macho producido en La Chontalpa y el banano de La Sierra se puede progresar?

JMCM: Desde luego, hay que recordar que Tabasco ha sido altamente productivo, en su momento la fortaleza de su economía la obtuvo con el plátano, incluso se le conoció como el oro verde y creo que aún sigue siendo el oro verde, porque todavía se tiene mucho que explotar a este cultivo.

Deja un comentario