En 10 años Veracruz dejaría de ser productor de café

De mantenerse las tendencias actuales de pérdida de cultivos y abandono de las ­fincas, en alrededor de diez años Veracruz dejaría de ser productor de café y se verá en la necesidad de importar el que consuma, alertó Pablo César Hernández, académico de la facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Veracruzana (UV).

En entrevista, señaló que de perderse este tipo de cultivos se acabaría no solo con más de 200 años de historia de la cafeticultura en la entidad, sino con la estabilidad económica y social de miles de veracruzanos que viven de la siembra de café, así como de muchas especies endémicas que se mantienen en las fincas de la región.

“Los estratos económicos que cubren la demanda de café cereza son los más bajos, al perderse superficies de cultivo estamos perdiendo empleos, oportunidades de desarrollo y la gente está migrando a otros estados o fuera del país”, dijo.

Abordado en el marco de la tercera jornada del seminario “La cafeticultura mexicana, actualidad y escenarios futuros”, que tuvo como sede el Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económicos y Sociales (IIESES), el catedrático de la máxima casa de estudios señaló que aunado al abandono, las fincas que aun producen en la región son trabajadas por personas de la tercera generación, es decir, por adultos mayores.

Añadió que en la región no se ha dado el relevo generacional por el desinterés de los jóvenes en la cafeticultura y que para aquellos que heredan las parcelas es más fácil y redituable venderlas que continuar con el cultivo. “Al nivel que podemos llegar es a tener cero nivel para cultivo e importar el café que se va a consumir aquí”, dijo.

César Hernández advirtió que el café que ya se está importando además resulta de una menor calidad que el que se produce en la zona de Coatepec, por lo que es urgente atender los problemas que presentan los cafés de especialidad a fin de que vuelvan a resistir a problemas como la roya. “Si no se atiende de manera urgente en menos de 10 años vamos a tener el problema de abastecimiento local”, reiteró.

Respecto al trabajo que realizan los catedráticos de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Veracruzana con productores locales, el catedrático dio a conocer que esta institución diseña tecnología más accesible, mucha de la cual se elabora con materiales de desecho.

 

Bajó 50% producción

El rendimiento de las fincas veracruzanas han colapsado en más de 50 por ciento y se pasó a tener una producción de 12 a 6 quintales promedio en los últimos 5 años, asegura Gustavo Ortiz Ceballos, coordinador del programa Innovación tecnológica en café, de la Universidad Veracruzana (UV).

El especialista destacó que, aunque los problemas en este sector comenzaron desde hace tres décadas, la plaga de la roya en cultivos veracruzanos “los ha agravado”, por lo que es urgente que se tomen las medidas que eviten la pérdida de un mayor terreno de cultivo así como el deterioro de las plantas que aún permanecen.

“Es un problema que se viene arrastrando y no solo en Veracruz sino de manera nacional desde hace varias décadas pero que se recrudeció con la roya y se abrió la caja de Pandora (…) y una de las cosas que ya sabíamos pero que apenas se reconoció es el abandono de las fincas de café”.

En entrevista, el especialista dio a conocer que hace dos años a partir del “desastre” que causó la alta incidencia de roya en los cultivos la Universidad Veracruzana comenzó con el trabajo coordinado con productores de la región de Xalapa- Coatepec.

Actualmente, dijo, catedráticos y campesinos se encuentran desarrollando diez proyectos que tienen que ver con la sanidad para acabar con las plagas, la elaboración de abonos orgánicos, la producción de plantas de calidad y el diseño de sistemas agroforestales.

Sin embargo, reconoció que esta lucha se ha enfrentado a la dificultad que causa el envejecimiento de los productores de café generado por la migración de las nuevas generaciones quienes ya no encuentran en la siembra del aromático una oportunidad de vida. “La migración le ha pegado mucho a la actividad pero es entendible porque si no hay rentabilidad y no es suficiente para garantizar una buena calidad de vida los jóvenes deben salir a buscar”.

En ese sentido, el catedrático de la Facultad de Ciencias Agrícolas explicó que en la región más de 85 por ciento de los productores son considerados en la categoría de pequeños ya que tienen un promedio de 2.5 hectáreas de producción y que estas no alcanzan para mantener a una familia “y mucho menos con lo que están ahorita rindiendo”.

 

Consumo interno, la esperanza

El consumo interno podría ser la esperanza para el café veracruzano, toda vez que en los últimos años se ha incrementado el índice de consumo de este producto entre las nuevas generaciones, aseguró Rubén Darío Morales García, asesor técnico de las fincas de Café Colón.

Añadió que ya sea por gusto legítimo o por moda es que los jóvenes han comenzado a consumir este producto en más de 40 por ciento; sin embargo, buena parte del café que se consume en Veracruz es importado. “En vez de importar podemos tener el cierre de mercado con nuestra propia población y el excedente exportarlo en su momento”, dijo.

El especialista apuntó que la crisis que enfrenta el cultivo de café exige estrategias específicas para incrementar la producción toda vez que los precios no pueden ser controlados de manera local, ya que son establecidos por organismos internacionales.

Sin embargo, dijo que estas estrategias requieren de la colaboración conjunta de productores, organizaciones, comerciales, industriales, gobierno y universidades a fin de elevar el rendimiento de las hectáreas veracruzanas de café.

Morales García explicó que además del consumo también se ha incrementado la demanda de café de mayor calidad, y que los consumidores saben más se ha dejado de consumir el café de segunda o “manchas”, tanto en hogares como en cafeterías. (KARLA CANSINO. DIARIO DE XALAPA)

Un comentario

  • Rubén Dario Morales Garcia

    Muy bien plasmado el
    Mensaje , el tiempo para ello que se dio en la mesa muy corto.

    Felicito labor de comunicación, fuerte abrazo .

    Felicidades

Deja un comentario