Avanza 80% santuario para vaquita marina

La construcción del santuario que busca salvar ejemplares de vaquita marina en el Golfo de California lleva un 80 por ciento de avance, afirmó Lorenzo Rojas Bracho, presidente del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (Cirva).

Además de Rojas Bracho, quien es especialista en dicho cetáceo, en dicha labor participarán alrededor de 60 científicos.

“Tenemos ya prácticamente las instalaciones de encierro listas, una carpa especial con albercas, con filtrado especial de agua, aire acondicionado con filtración del aire. Por si hay un huracán ya se instaló esta parte (una infraestructura), es una de las importantes”, mencionó el titular del Comité.

“Ya hay electricidad, congeladores para el alimento de las vaquitas y estamos trabajando en la unidad de los veterinarios. Las embarcaciones de búsqueda de vaquitas ya las tenemos, el buque madre y dos embarcaciones menores para los monitores acústicos”, añadió.

También se espera la llegada de al menos tres delfines de la Armada de Estados Unidos para mediados de octubre y en aproximadamente dos semanas después se empezaría con la captura de vaquitas; se calcula pudieran ser entre 8 a 10 ejemplares.

El equipo necesario para realizar las actividades de detección y captura se tienen alistados, éstos últimos vendrán desde Dinamarca, pues allá se ha desarrollado una buena técnica para capturar marsopa, afirmó Rojas Bracho.

“Estamos trabajando en el software para poder detectar vaquitas, embarcaciones y hacer pruebas, con tantas embarcaciones y con tanta gente se tienen que hacer pruebas de que estemos atentos y comunicados, para ello una empresa donó su experiencia en comunicación”, abundó el científico.

Ubicado al norte de San Felipe, el área terrestre para el santuario mide 5 mil metros cuadrados, mientras que las instalaciones en el mar pudieran extenderse hasta 146 metros cuadrados, dijo.

El Gobierno federal, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Sermarnat), canalizó tres millones de dólares para este programa, mientras que el Cirva recaudó 1.5 millones de dólares de donantes y agencias de financiamiento, estableció Rojas.

De acuerdo con Cirva, solo quedan 30 ejemplares de vaquita marina endémica del Alto Golfo de California.

Esperan reacción positiva

Al doctor Lorenzo Rojas Bracho le preocupa que la reacción de los cetáceos les impida conservarlos en cautiverio.

“Tenemos conductas que pueden ir en los extremos: la marsopa de Dall es muy nerviosa, cuando la agarran no la han podido mantener en cautiverio, se pone demasiado estresada y, por otro lado, está la marsopa común que es como un perro, la han podido atrapar y reproducirla en cautiverio”, mencionó.

“Saber cómo se va a comportar la vaquita es lo que no se sabe”, subrayó, “se aleja del ruido de las embarcaciones, a la hora del manejo no sabemos, nunca hemos tenido una bajo el cuidado humano”. (ALINE CORPUS. REFORMA)

Deja un comentario