Reanudan trabajos de siembra de sorgo

Aprovechando la mejoría en las condiciones climatológicas, la mayoría de los agricultores reanudaron los trabajos de siembra de sorgo en la superficie de temporal, por lo que se observa ya mayor actividad de movimiento de maquinaria considerando que hay la humedad suficiente en la mayor parte de la región.

Luis Lauro Garza Rangel, exdirigente del Comité Municipal Campesino, informó que sólo unos cuantos agricultores del sector social se aventuraron a sembrar antes del 24 de diciembre, debido a que sus predios estaban ya a punto, pero que será hasta ahora cuando los trabajos comiencen con mayor intensidad.

“Sabemos que la Secretaría de Agricultura recomienda dentro del Paquete Tecnológico que el sorgo comience a sembrarse a partir del 15 de enero, pero no pasa nada si lo hacemos antes, más que nada porque no sabemos qué nos pase en las siguientes semanas, por eso tenemos que aprovechar ahorita que la tierra todavía tienen humedad en el subsuelo, ya que la mayor parte de nuestras tierras son de temporal”, agregó.

Es por eso que ya se nota mayor actividad en el área rural, con el movimiento de la maquinaria, el acarreo del diesel y semillas, así como de trabajadores.

Garza Rangel dijo que pese a que en el sector social no se cuenta con la suficiente maquinaria para realizar estos trabajos, la siembra se llevará a cabo de manera escalonada.

“Los que tienen sembradoras aseguran primero sus parcelas y ya después la rentan a los demás compañeros, por eso no tenemos problemas por las sembradoras, lo que tenemos que hacer es programarnos, tal y como lo hacemos cada año”, reiteró.

En cuanto a las condiciones, asegura que luego de las heladas y algunas lloviznas, hay condiciones propicias para que la semilla pueda lograr un desarrollo normal.

Por otro lado, la Unión Agrícola Regional del Norte de Tamaulipas (UARNT) dio a conocer las fechas para siembra de los dos principales granos que se producen en la región norte de Tamaulipas.

Acorde a los paquetes tecnológicos que deben poner en marcha los productores y que traen endosada la fecha, los días para las siembras en ambos granos son:

Sorgo:

Su siembra es en surcos con separación de 81 centímetros con inoculación a la semilla con micorriza arbuscular 0.5kilogramos por hectárea.

La fecha de siembra es del 20 de enero al 8 de marzo.

Densidad de población: 250 mil plantas por hectárea, para lo que se requiere la siembra de 25 semillas por metro lineal y se obtienen con 8 a 10 kilogramos por hectárea de semilla.

Riegos:

El de presiembra se aplica, en suelos de textura pesada de 1 de enero al 15 de febrero y en suelos de textura ligera del 10 de enero al 15 de febrero. El primer de auxilio a los 30-35 días de nacidas las plantas (formación de la panoja) y el segundo a los 60 días de nacidas las plantas.

Fertilización. Suelos de primero y segunda, la fórmula 160-60-40, en dos aplicaciones, en la primera se aplica el 50 por ciento de la dosis de N (nitrógeno) y todo el P (un mes antes de la siembra) y segunda el 50 por ciento de N (un mes después de la siembra). Lo adecuado es realizar un análisis de suelo y completar esta dosis en función del potencial del suelo y una meta de rendimiento bajo el enfoque racional.

Maíz:

Siembra en “tierra venida” en surcos de 80 centímetros de distancia; la semilla se deposita a una profundidad de 6 centímetros con inoculación a la semilla con micorriza arbuscular 0.5 kilogramos por hectárea.

La fecha de siembra es del 20 de enero al 15 de febrero.

Densidad de población 55 mil a 70 mil plantas por hectárea (18 a 22 kilogramos por hectárea de semilla).

Riegos:

Se sugieren cuatro riegos, uno de presiembra de 15 centímetros de lámina, 15 a 20 días antes de la siembra y tres riegos de auxilio de 10 centímetros de lámina: el primero a los 35 a 45 días después de nacidas las plantas o cuando éstas tengan de 6 a 8 hojas completas; el segundo a los 20 a 25 días después del primer riego de auxilio o en floración y el tercero a los15 a 20 días después del segundo de auxilio o en etapa de llenado de grano.

Fertilización. En general, en suelos de primera se sugiere aplicar la fórmula 180-80-40 y en los de segunda clase 160-60-40; la mitad del N y todo el P se aplica antes o durante la siembra y el resto del nitrógeno antes del cierre del cultivo. Lo adecuado es analizar el suelo para recomendar las necesidades de acuerdo al potencial productivo de cada terreno. (FELIPE VALLE. EL MAÑANA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s