Nortazo causa pérdidas de mango por 495 mdp en el Istmo, Oaxaca

Los fuertes vientos que han estado soplando desde que inició el año, estarán provocando serias afectaciones a la producción de mango que está a punto de ser cosechada por productores de la zona oriente del Istmo de Tehuantepec.

El presidente del Comité Oaxaqueño del Sistema Producto Mango, Roberto Nivón Velázquez, adelantó que para este año las pérdidas serán millonarias.

Será un saldo negativo, pues nunca antes habían tenido eventos de “norte” fuerte como los que se han estado registrando desde los primeros días del año.

Detalló que hay daños en al menos 10 mil hectáreas de mango, de las 25 mil hectáreas sembradas, lo que representa el 40 por ciento de la superficie total, incluyendo las 9 mil 108 hectáreas de mango para el mercado de la Unión Americana y Canadá.

Indicó que los productores están muy preocupados pues se trata de vientos “huracanados” los que se han estado registrando en esta semana y provocando que la fruta se caiga.

“Tenemos un estimado de pérdidas de 15 toneladas por hectárea que multiplicadas por 10 mil hectáreas, suman 150 mil toneladas echadas a perder por los fuertes vientos, lo que se traduce en la pérdida de 495 millones de pesos, aproximadamente”.

Tras reiterar que se trata de un daño severo, adelantó que esperan tener ayuda de los gobiernos federal y estatal; mientras tanto ya hicieron el reporte correspondiente ante Sedapa y Sagarpa.

“Estos fuertes vientos son producto del cambio climático; hemos alterado la naturaleza, por eso debemos de evitar la quema y comenzar a reforestar los caminos, los terrenos y todas las áreas que se pueda; es una tarea que como ser humano debemos de emprender”.

Por otro lado, el representante de los más de 2 mil mangueros de la región, informó que hace una semana inició la cosecha de mango Ataulfo, hoy con un avance del 5 por ciento.

La expectativa de incrementar en un 25 por ciento las exportaciones de mango en este 2018 se la llevaron tres días de fuertes vientos en el Istmo de Tehuantepec, generados durante el Frente Frío número 25.

La fuerza con que se registraron, de hasta 120 kilómetros por hora, y que se presentó de manera continúa -el 28, 29 y 30 de enero-, provocaron afectaciones hasta en un 60 por ciento de las plantaciones de mango en seis municipios.

La afectación que se podrá saber con exactitud después de mayo, cuando concluya la cosecha que recién inició el 15 de enero, no resta esperanza a productores.

Para echar abajo el mal dato, el presidente del Consejo Oaxaqueño del Sistema Producto Mango A. C., Roberto Nivón Velásquez, resalta cómo serán las plantaciones jóvenes y la “floración espectacular”, lo que permitirá a productores mantener al menos los mismos niveles de exportación registrados durante el ciclo pasado.

“Son estimaciones, porque es imposible cuantificar todavía, pero se perdió del 40 al 60 por ciento de la producción que estaba en el árbol, sobre todo en San Francisco Ixhuatán, que estamos más cerca del cañón de 16 kilómetros de La Ventosa, esa franja de vientos fuertes nos afectó”, relata.

La fruta fresca empezó a cosecharse en los huertos el 15 de enero en el municipio de Chahuites, pero poquito, apenas 20 toneladas por día, una quinta parte de lo que se espera lograr en la cúspide del ciclo.

En San Francisco Ixhuatan la cosecha empezará el miércoles próximo y para el jueves se espera empacar las primeras 22 toneladas de mango Tommy Atkins certificado para exportarse a Estados Unidos.

Ese flujo de exportación hace que desde hace años diez empacadoras creen 6 mil empleos directos en seis municipios istmeños.

La producción iba “cada vez mejor”, hasta que se conjugaron “dos grandes desgracias”, los sismos de septiembre de 2017 y los vientos huracanados de hace unos días.

“Esperábamos 20 toneladas por hectárea por la floración espectacular que logramos, pero el viento lo redujo”, por lo que Nivón Velásquez no se anima a decir cuántas toneladas por hectáreas cosecharán.

“Todavía se están registrando vientos fuentes y la lluvia también puede afectar”.

De las diez empacadoras, la Ixhuatán es la que más resintió el movimiento de la tierra en septiembre pasado. Con créditos de entre 2.5 y 3 millones de pesos han financiado las reparaciones en el edificio administrativo y la oficina de auditores en los próximos días.

Una mezcla de ánimo y precaución no le permiten dar cifras alegres, sino más bien conservadoras que rondan en las 50 mil toneladas de mango a exportar en el actual ciclo.

“Los vientos nos preocupan, pero ahorita hay una calma total, somos felices porque con el calor el mango crece rápido, si no hay viento puedes aplicar agroquímicos; cuando hay frío y viento la planta se estresa y no crece”, razona. (ARMANDO OROZCO / NADIA ALTAMIRANO. NVI NOTICIAS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s