Crean un plátano con la piel comestible

Cuando se va a comer un plátano, lo primero que se hace es quitarle la piel, pues es gruesa y realmente su sabor no es agradable, para así disfrutar de su contenido, esa blanca y dulce pula. Pero, ¿y si pudieras comer la piel y no tuviera un sabor tan amargo?

Esto es lo que productores de fruta en Okayama, Japón, han conseguido al desarrollar una especie de plátano con una piel mucho más fina y con un sabor menos amargo que el de un plátano normal, aprovechando al 100% esta fruta.

Los científicos de D&T Farm crearon esta variedad única de plátano llamada “Mongee” (una jerga de Okayama que significa “increíble”) a través de una nueva técnica llamada “Despertar del Deshielo Congelado”.

Consiste en recrear las condiciones en las que las frutas y vegetales existían hace 20.000 años, al final de la era glacial, cuando las plantas empezaban a brotar después de haber pasado duras temperaturas invernales.

Los plantones de banana fueron congelados a 60 grados centígrados bajo cero y, cuando empezaron a descongelarse, fueron plantados de nuevo. Esto, dicen los científicos, estimuló su antiguo ADN, lo cual lo hace idóneo para el clima fresco de Japón.

Además, su desarrollo se acelera considerablemente con este método pues, mientras las diferentes variedades de banano requieren hasta 2 años para crecer lo suficiente para su consumo, el Mongee necesita solamente 4 meses de tiempo.

Quienes han probado este nuevo fruto, aseguran que su pulpa blanca es mucho más dulce y tropical, casi como la piña, esto debido a que contiene más azúcar: 24,8 gramos, frente a la media de 18,3 gramos.

Respecto a su piel comestible, por sí sola no es precisamente sabrosa, pues continúa teniendo un sabor ligeramente amargo. Pero, al combinarse con lo dulce de su pulpa, el sabor es bastante agradable, además, al ser más fina, puede comerse fácilmente.

Esto resulta también benéfico para la salud, pues contiene vitamina B6 y magnesio relacionado con la síntesis de serotonina, así como una sustancia llamada “triptófano”, una materia prima de serotonina, además de un efecto inhibitorio sobre la hipertrofia prostática.

Los primeros lotes de plátanos Mongee ya se encuentran en los anaqueles, pero con algunos inconvenientes. Para empezar, solo se distribuyen en el Fruit Corner de Tenmanya Okayama, una tienda local, D&T Farms sólo produce 10 bananos por semana y, aunque puedas encontrarlos en la tienda, su precio es de 648 yenes (unos 4.7 euros) cada uno. (lavozdegalicia.es)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s