Vitivinicultores tienen altas expectativas por ley de fomento

La participación del vino mexicano en el mercado nacional tiene una desventaja frente al alto consumo de vino importado, por lo que incrementar la ingesta de vinos nacionales es uno de los objetivos a seguir para productores queretanos.

El presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro (AVQ), Hans Duer, explicó que con la implementación de la Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola se podría potenciar el consumo del producto nacional y por ende, la producción de vino  mexicano.

Sólo 30% del vino que se consume en México es nacional y 70% es producto de importación, por lo que se tiene la expectativa de que el consumo doméstico se incremente y tenga una participación de entre 40 y 45% dentro de 10 o 15 años.

Hans Duer destacó que el sector tiene amplias expectativas con la puesta de la legislación. Uno de los objetivos de la ley, dijo, es reconocer al vino mexicano, como una bebida hecha a base de uvas nacionales, que se haya elaborado y procesado en México.

Por medio de la legislación, añadió, se tiene la perspectiva de impactar en todos los segmento que engloba a la industria vitivinícola.

La ley fue impulsada por productores nacionales, la Conferencia Nacional de Gobernadores, las administraciones estatales productoras y el Consejo Mexicano Vitivinícola, cuya publicación se efectuó el  23 de mayo del año en curso.

“Falta implementar los reglamentos y demás, pero esto es un gran apoyo”, manifestó.

La AVQ agremia a 28 casas vitivinícolas, que representan entre 350 y 400 hectáreas de uva plantada en el estado.

La producción anual de vino en la entidad es de más de 3 millones de botellas, siendo Finca Sala Vivé de Freixenet, el mayor fabricante, especialmente de vino espumoso; es por ello que Querétaro se coloca como el principal productor del país en este rubro.

En la entidad se producen 150 etiquetas de vino que se comercian tanto en el ámbito nacional como en el extranjero.

La producción de vino se concentra particularmente en Ezequiel Montes, Tequisquiapan y El Marqués.

La ley establece que algunos factores básicos para impulsar al sector, como los procesos de plantación, siembra, cultivo, cosecha, fermentación, crianza, añejamiento, envasado, distribución y comercialización del vino mexicano, además de la participación de los productores, empresas, entre otros actores.

Otro de los factores que se enlista es que se debe estimular al desarrollo de los productores de uva y a la industria del vino; además de la tecnificación de los procesos de producción y el empleo de nuevas herramientas especializadas para la producción de vino. (VIVIANA ESTRELLA. EL ECONOMISTA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s