Escapa calamar gigante de la red de los pescadores

La depredación, la falta de alimento y el cambio climático son algunas de las teorías que los investigadores tienen sobre la desaparición del calamar gigante a lo largo del Golfo de California.

En el 2003, el molusco reapareció en las costas de Sonora y Baja California Sur, principalmente, con cardúmenes inesperados, como pasó en el caso de Guaymas que cerró con 39 mil 87 toneladas 748 kilos.

Al ser una pesquería nueva que redituaba ganancias por los volúmenes capturados, los productores la vieron como una alternativa sobre todo durante los meses del “piojillo”, que era cuando iniciaba la veda del camarón, jaiba y otras especies marinas.

La pesca del calamar gigante en el puerto se sostuvo del 2003 al 2011, con una producción total de 168 mil 938 toneladas 309 kilos, siendo el último año el de menor volumen de captura al registrar sólo 4 mil 523 toneladas 343 kilos.

Durante este periodo en Baja California Sur se mantuvo presente, aunque en mayor proporción que al principio, lo que les impidió a los productores mantenerse en la actividad, a pesar de que habían conseguido ingresar al mercado europeo.

Del 2008 al 2011, la talla de dicha especie no rebasó los 50 centímetros, lo que resultó inferior a la de los años anteriores que fue mayor a un metro.

El calamar gigante se sumergió a profundidades mayores a los 300 metros, lo que hace imposible que sea capturado con las artes de pesca tradicional que tienen los pescadores en México e incluso las de China, consideró el jefe de la Oficina de Pesca y Acuacultura.

Arnulfo Navarro Carrillo informó que, hace unas semanas, un barco pesquero local salió a prospectar la especie con equipos chinos y no logró dar con su ubicación, porque se encuentra en una profundidad mayor a 300 metros.

Indicó que, de acuerdo a las investigaciones realizadas, el molusco ha sido detectado el fondo marino a través de cápsulas especiales que se sumergen a grandes profundidades a lo largo del Pacífico Mexicano.

“El calamar es una especie altamente migratoria, así como puede aparecer un día, al otro igual desaparece y según las hipótesis de los investigadores eso se debe posiblemente a la falta de alimento, al cambio climático o la depredación”, externó.

La especie marina en los últimos años de su captura, dijo, tuvo demanda del mercado europeo, principalmente de España, por lo que se había optado por innovar en sus formas de proceso para iniciar con su exportación.

Hoy en día, dijo, los pescadores se sostienen activos con las pesquerías de camarón en ribera y altamar, escama y jaiba, las cuales no han registrado producciones excepcionales como en otros años.

Técnicos en pesquerías de origen asiático acudieron a México para capacitar a los productores sobre las metodologías que utilizan para buscar y capturar el calamar gigante en sus costas, y para participar en las prospecciones.

El facilitador del Comité Nacional del Sistema Producto Calamar, Juan Pedro Vela, informó que de acuerdo al último estudio realizado en junio del 2017, el molusco estaba concentrado en el Centro del Golfo de California a una profundidad mayor a los 300 metros, lo que los imposibilitaba salir a su pesca.

Señaló que las artes de pesca tradicionales que utilizan las embarcaciones pesqueras, pueden llegar hasta 100 metros de profundidad, es por eso que desde hace 4 años no han reportado producción en Sonora.

Cerca de 20 investigadores del barco “El Puma”, de la Universidad Autónoma de México y del Centro Regional de Investigaciones Pesqueras, realizaron trabajos de prospección en el Golfo de California durante el 2011 y 2012, ubicando una mancha de calamar y otras especies.

Los científicos, al mando de Carlos Robinson Mendoza, encontraron cardúmenes del molusco entre Bahía Lobos y Loreto, con tallas enanas, además de merluza, langostilla, cangrejos y camarones de profundidades en la costa occidental del Océano Pacífico.

Este estudio se llevó a cabo a cabo a petición de los alrededor de 60 permisionarios locales para saber en qué puntos encontrar la especie para evitar que los barcos anduvieran navegando de un lugar a otro. (YESICKA OJEDA. EL IMPARCIAL SONORA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s