Recuperará Tabasco vocación ganadera

La ganadería tabasqueña recuperará el orgullo que tuvo en los años ochenta y noventa cuando llegó a ser modelo nacional en organización.

Así fue el compromiso que el gobernador electo Adán Augusto López Hernández, hizo ante productores organizados el pasado18 de septiembre, donde refrendó que su gobierno no escatimaría los recursos que fueran necesarios para reactivar el campo tabasqueño.

“Es un sector que merece todo el apoyo del gobierno estatal y del gobierno federal; desde luego establecimos el compromiso de que parte de lo que vamos ahorrar lo vamos a destinar de manera directa para impulsar el rescate de la ganadería en Tabasco”, dijo.

La noticia fue bien recibida por los líderes de la Unión y presidentes de las 17 asociaciones locales, porque representa la esperanza para recuperar este sector que se encuentra en franco nivel de supervivencia por malas administraciones, los efectos de la globalización y deudas.

Por ello, los productores vislumbran que las administraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador y del gobernador electo Adán Augusto López, serán el sexenio de los ganaderos.

El anuncio va apuntalado con el inicio de varios proyectos del sector pecuario encaminados a impulsar la crianza y maquila de animales, unos bastante avanzados y otros más que, aunque de momento son iniciativas, se tendrán que poner en marcha.

El primer proyecto de inversión privada es por parte de un  grupo de empresarios ganaderos, liderados por Edén Caraveo Burelo, dueño también del restaurante Rodizzio.

En el 2017, el inversionista local presentó al gobernador Arturo Núñez Jiménez un proyecto para la consolidación del Grupo Agroindustrial Bovino del Sureste, constituido para recuperar la tradición pecuaria de Tabasco a partir de una visión integral que considera el acopio, engorda, sacrificio, corte, empaque y comercialización.

Según el hombre de negocios, el proyecto se desarrollará en tres etapas: en primer lugar la construcción de una fábrica de alimentos, seguido de la instalación de 64 corrales de engorda con capacidad para 90 cabezas de ganado cada uno, y finalmente el establecimiento de un rastro TIF y la apertura de salas de corte, deshuese y empaque, entre otras áreas que beneficiarán no sólo al sector ganadero sino también al agrícola, todo esto a través de una inversión de 273.2 millones de pesos y la consecuente generación de más de mil empleos directos e indirectos.

El segundo proyecto corre a cargo de la Asociación Ganadera Local de Centro, quienes detonarán la construcción de su propio rastro TIF en la ranchería Miraflores del mencionado municipio.

Oliver Arellano Falcón, dirigente del gremio, manifestó que el centro de maquila en proceso de construcción tendrá capacidad para sacrificar 150 reses por turno, teniendo un costo total de 35 millones de pesos; con esto, dijo, se recuperaría de inmediato el valor agregado porque se llegará directamente del productor al consumidor.

Un plan piloto más es la edificación de un rastro regional en la zona de Los Ríos, para satisfacer la demanda de los productores de Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta y Tenosique.

El edil de Balancán, Saúl Plancarte, apuntó que el municipio será punta de lanza para la construcción de un rastro regional con tecnología de punta, esto con apoyo del gobierno estatal que encabezará Adán Augusto López Hernández.

“Estamos seguro que contaremos con todo el apoyo de nuestro presidente electo Andrés Manuel y del gobernador Adán Augusto, porque son gente con muchos deseos del progreso de Tabasco”, añadió.

También el alcalde de Tenosique, Raúl Gutiérrez Cortés, admitió que dicho centro de maquila beneficiará al sector pecuario de la zona de los ríos, donde se concentra el mayor hato de todo el estado.

A partir de 1997 se redujo el inventario ganadero que pasó de contar en 1997 con 1 millón 721,402 cabezas de ganado, hasta 1 millón 598,493 cabezas de ganado en el año 2017.

Las instituciones del sector agroalimentario son parte importante de la recuperación del hato, de acuerdo con los saldos de cartera de FIRA, que coordina la SHCP, en Tabasco el financiamiento a la ganadería ha crecido 197% en términos nominales en el periodo 2007–2016, pasando de 248.84 millones de pesos a 489.63 millones, pero es la composición de esa cartera lo que revela el destino; en el 2007 62% de la cartera fueron avíos para engordas y 38% refaccionarios, mientras que al cierre del 2016 las cifras se invierten quedando la composición en 26% de avíos y 74% de refaccionarios. (FRANCISCO URIBE. NOVEDADES DE TABASCO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s