Gripe aviar cerca granjas potosinas

Las granjas avícolas potosinas se encuentran en estado de alerta ante la aparición de varios brotes de gripe aviar en los criaderos de municipios de los estados de Guanajuato y Querétaro. Con la llegada de la temporada invernal los criadores están tomando medidas importantes para evitar que sus producciones se vean afectadas.

Ya en mayo pasado se dio un primer brote, aunque en el estado de Jalisco, pero en las dos últimas semanas la enfermedad parece estar cercando los ranchos potosinos.

Autoridades sanitarias del país así como la Organización Mundial de Sanidad Animal lanzaron una alerta por la detección de un brote de influenza aviar H7N3 en la zona del Bajío, en donde al menos 2 mil 604 aves de corral han sido contagiadas.

En una granja de pollos rojos de Rhode Island, 1,380 animales murieron en el primer brote, detectado en octubre pasado.

La producción mexicana se compone de un inventario de más de 200 millones de aves de postura y 300 millones de pollo de engorda al ciclo, informó el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de este total, una parte se localiza en el estado de San Luis Potosí que hoy se ve amenazado por el brote de gripe aviar en los ranchos reproductores del Bajío.

Hasta el momento, esta enfermedad se ha detectado en San Felipe, Guanajuato, y otro en Portezuelos, Cadereyta de Montes, en Querétaro.

La cercanía de estas poblaciones con los ranchos productores potosinos eleva la alerta entre los granjeros locales que ya están tomando las medidas indispensables para evitar tener que sacrificar a sus animales, si acaso se llegara a detectar alguno con síntomas de la enfermedad.

En el municipio guanajuatense de San Felipe, no ha logrado identificarse el origen de los animales que presentaron la enfermedad, ya que carecían de la documentación pertinente, sin embargo las autoridades sanitarias sospechas que las aves fueron adquiridas en el estado de Jalisco, ya que tienen las características de las que murieron en mayo pasado, en el primer brote de gripe aviar de este año.

Un segundo brote se presentó en el municipio de Irapuato, Guanajuato, donde murieron 35 aves por influenza, el resto de la población de ese rancho fue sacrificado.

El protocolo que se aplica cuando se detecta algún animal con virus H7N3 es, en primer lugar, el sacrificio de todos los animales del aviario, enseguida se procede a la eliminación de todo el producto biológico de los animales, heces fecales, plumas y alimento, todo se incinera y luego se entierra en la granja.

Después de esto se procede a una limpieza y desinfección, tras lo cual la granja se somete a una veda de por lo menos tres semanas para que hagan efecto los desinfectantes. El monitoreo continúa en un radio de 10 kilómetros para comprobar que el virus no se propagó. (PLANO INFORMATIVO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s