Migrantes tienen oportunidad de trabajar en campo mexicano, dicen representantes del sector

La semana pasada se dio a conocer que México albergará a los migrantes de Centroamérica que soliciten asilo en EU, en espera de que el gobierno de ese país les dé resolución a sus casos.

La oportunidad de empleo para los centroamericanos yace en actividades primarias como la recolecta y el mantenimiento de las cosechas.

La oportunidad de empleo para los centroamericanos yace en actividades primarias como la recolecta y el mantenimiento de las cosechas.| Reuters

Los campos de cultivo de entidades como Baja California y Jalisco carecen de personal suficiente durante su temporada de cosecha y dichos puestos de trabajo podrían ser ocupados por los migrantes centroamericanos que actualmente están en México.

“El sector hortofrutícola en varias regiones del país tiene necesidad de mano de obra (…). En San Quintín (Baja California) sí hay una necesidad puntual”, explicó Mario Steta, presidente de la Comisión de Bienestar Laboral del Consejo Nacional Agropecuario.

La semana pasada se dio a conocer que México albergará a los migrantes de Centroamérica que soliciten asilo en Estados Unidos, en espera de que el gobierno estadounidense les dé resolución a sus casos. Como parte de esta política, la demanda de empleos por parte de la comunidad migrante aumentará.

“Hay cinco valles en donde hay oportunidades de trabajo”, explicó Fernando Pérez Castro, presidente del comité Provino Baja California. “En el caso del sector vitivinícola hay una amplia oportunidad de trabajo. En el sector no sólo está la parte agrícola, también está la parte de servicios, de comercialización, está el enoturismo, que sucede durante todo el año”.

Los integrantes de la comunidad migrante podrían sumarse a la planta laboral del campo mexicano, pero sólo durante las temporadas de cosecha, explicaron los representantes agrícolas. Por ejemplo, en el centro y sur del país la temporada de cosecha abarca de noviembre a abril; en el norte, como en San Quintín la demanda de mano de obra aumenta en la primavera. En tanto, en el sector vitivinícola, la oferta de empleos aumenta en el verano.

La oportunidad de empleo para los centroamericanos yace en actividades primarias como la recolecta y el mantenimiento de las cosechas. “Tendrían que iniciar haciendo actividades básicas dentro del campo y posteriormente, de acuerdo con su desempeño, ir aprendiendo”, dijo Pérez Castro.

Por estas labores se reciben remuneraciones diarias entre dos y tres salarios mínimos. (DIANA NAVA. EL FINANCIERO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s