¿Por qué estamos pagando caro el aguacate?

De manera cotidiana los precios de los productos que se consumen en el mercado interno sufren fluctuaciones, sin que esto signifique un problema mayor para el común de los ciudadanos, quienes están acostumbrados a ver modificado el precio de un producto entre una semana y otra.

Sin embargo, casos excepcionales como el aguacate, que en los últimos días ha aumentado su valor en más del 300% al llegar a sobrepasar los 100 pesos por kilogramo, ponen en perspectiva cuáles son las causas por las que el precio de un producto tan cotidiano aumenta su valor de forma exponencial en tan poco tiempo.

Este caso particular obedece a cuestiones simples de mercado: la combinación de alta demanda del producto y la escasez del mismo es el motivo por el cual se ha disparado el precio, al menos es lo que afirma la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM).

De acuerdo con esta organización, es común que la producción de este fruto disminuya entre abril y julio, por cuestiones estacionales; coincidentemente, es en esta época del año cuando mayor demanda de aguacate en Estados Unidos, lo que produce una tensión de proporciones mayores en su precio.

Un factor clave es importante para entender esta cuestión: el 80% de la producción de aguacate en el país se realiza en Michoacán, donde el clima gélido de la temporada complica su cosecha.

Sin embargo, la escalada de precios no siempre se explica solo por los factores de oferta y demanda.

En el caso del huevo, que es otro de los productos que históricamente ha presentado incrementos radicales en su costo, en 2015 la escalada de precio de este producto se debió a la escasez que produjo un brote de gripe aviar que obligó a sacrificar a un número importante de aves y a destruir una gran cantidad de producto.

O en el caso del maíz, donde acaparadores han llegado a provocar escasez artificial con el objetivo de vender el producto más caro y obtener mayores dividendos.

Es probable que el costo del aguacate comience a descender a partir de agosto, sin embargo, no será la última vez que veamos este producto a costos elevados; la recomendación de los expertos para evitar pagar sobreprecios es consumir productos de temporada, y limitar el consumo de aquellos que elevan en demasía su precio.

Aunque para los amantes del guacamole, probablemente no sea una opción limitar su consumo. (https://codiceinformativo.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s