Llegó fecha límite del arancel al tomate sin acuerdos

Hasta la semana pasada, ambas partes no habían alcanzado un acuerdo para poner fin a una investigación “antidumping” sobre las importaciones mexicanas de tomate y levantar un impuesto provisional del 17,6%, que entró en vigencia en mayo.

El resultado del caso ahora puede provocar que los aranceles sean permanentes, lo que podría afectar a la industria agrícola mexicana, a los supermercados y restaurantes estadounidenses.

Sin embargo, algunos productores agrícolas estadounidenses, respaldados por legisladores de Florida, Marco Rubio y Ted Yoho han dicho que están a favor de permitir que la investigación y los aranceles sigan adelante.

Aseguran que México, el mayor exportador mundial de tomate, rebajó injustamente los precios y con eso ha causado daños a los agricultores estadounidenses, perjudicando a la agricultura en Florida y otros lugares. A esto México niega que sus agricultores estén incurriendo en lo que se conoce como dumping.

“No creo que un acuerdo de suspensión vaya a curar el problema”, señaló Yoho el viernes en una entrevista telefónica.

El subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Jesús Seade, declaró este mes que las partes estaban cerca de un nuevo acuerdo, pero habían “trabas” por la exigencia estadounidense de que el 100% de los tomates mexicanos sean revisados en la frontera. Seade aseguró que esa condición es imposible de cumplir por temas logísticos.

Los aranceles provisionales serían permanentes si el Departamento de Comercio de EE.UU. determinará antes del 19 de septiembre que México participó en prácticas de dumping y luego, la Comisión de Comercio Internacional determinará que el comportamiento causó daño a los productores estadounidenses.

Si los productores estadounidenses pierden el caso, la industria mexicana podrá recuperar lo pagado por los aranceles en el intertanto.

Tendrían que llegar a un nuevo acuerdo el lunes para permitir 30 días de consulta pública antes de que el Departamento de Comercio concluya su investigación.

El análisis añadió que un colapso del comercio mexicano junto con, por ejemplo, una ola de frío en enero o el brote de una enfermedad en Florida podrían duplicar los precios de muchas variedades. (http://tiempo.com.mx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s