Panamá combatirá la ‘pesca fantasma’ con apoyo de la FAO

Cuando un aparejo de pesca se pierde, es descartado o abandonado intencionalmente en el mar, atrapa a su paso peces u otras especies marinas de forma indiscriminada, propiciando lo que se conoce como “pesca fantasma”.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cada año se pierden o abandonan 640 000 toneladas de aparejos de pesca, lo que supone una décima parte de todos los desechos en los océanos.

“La pesca fantasma daña nuestros océanos, desperdicia las fuentes de alimentos que albergan y afecta al sustento de miles de pescadores y comunidades costeras que dependen de esta actividad”, afirmó Adoniram Sanches, Coordinador Subregional de la FAO para Mesoamérica y Representante en Panamá.

Además, estos residuos comprometen la seguridad de la navegación, al quedarse atrapadas en las hélices de los buques, y llegan a playas y comunidades pesqueras, afectando a las aves y otras especies, y poniendo en riesgo la salud y seguridad de los bañistas.

Para hacer frente a este problema, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) impulsó la creación de las Directrices voluntarias sobre el marcado de las artes de pesca (DVMAP), un instrumento que será promovido en los países de América Latina y el Caribe a través de un nuevo proyecto firmado ayer entre la Organización y la Autoridad de Recursos Pesqueros y Acuáticos de Panamá (ARAP).

La Administradora General de la ARAP, Flor Torrijos, indicó que es un honor como institución y como país ser parte de la firma de este documento. “Nuestra tarea y compromiso es no contaminar el mar sobre todo con aparejos o artes de pesca que provengan de la faena del día a día de la pesca”.

El ‘Proyecto de apoyo a la aplicación de las Directrices voluntarias sobre el marcado de las artes de pesca y la futura formulación de directrices sobre el transbordo’ permitirá dar a conocer las DVMAP a los países de América Latina y el Caribe, promover su aplicación nacional y reforzar la coordinación a nivel nacional y regional sobre la preparación de estrategias y planes de acción para enfrentar este problema. Del mismo modo, se abordará la formulación de directrices sobre mejores prácticas para la regulación, la supervisión y el control del transbordo para la pesca responsable.

El proyecto también incluirá un ejercicio piloto para identificar, cuantificar y remover residuos de artes de pesca hundidas en aguas de Panamá, y coadyuvar al fortalecimiento de las capacidades de la ARAP de acuerdo con pautas internacionales.

“Queremos agradecer a la FAO por tomar a Panamá como el país donde se realizará este ejercicio, ya que nos dará la oportunidad a que más panameños podamos participar y engrandecernos en recibir el conocimiento que vamos a adquirir”, añadió Flor Torrijos.

“A través de este proyecto, la región avanza en la conservación de sus mares y la sostenibilidad de recursos marinos, al mismo tiempo que complementa sus esfuerzos para combatir las actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada”, agregó Adoniram Sanches.

Existen diversos factores que motivan que las artes de pesca se abandonen, se pierdan o se descarten, dando lugar a lo que se conoce popularmente como ‘pesca fantasma’. Entre estos factores se encuentran las condiciones meteorológicas adversas durante la pesca, que pueden arrastrar los artes desde los barcos al agua.

También se debe a la propia actividad, que puede propiciar que los aparejos se rompan o enreden, dificultando su recuperación, o provocando su pérdida por accidente. Esto se ve agravado por el uso de artes de pesca ilegales que son deliberadamente abandonadas al verse sorprendido el usuario. En otros casos, puede deberse al vandalismo o robo, e incluso al desecho intencionado o por falta de instalaciones adecuadas para su descarte y tratamiento.

La pesca fantasma se ha agravado con el aumento de las operaciones de pesca global y la introducción de materiales sintéticos, de mayor resistencia y durabilidad, lo que propicia un aumento de este tipo de residuos en los mares y océanos.

Las DVMAP establecen unos lineamientos para combatir, reducir al mínimo y eliminar estos residuos, facilitando su identificación y recuperación a través de un sistema de marcado. Este marcado permite la identificación del propietario y fomenta la gestión responsable de los artes de pesca localizados.

Asimismo, el texto ofrece orientaciones prácticas para la aplicación de sistemas de marcado, la preparación de recomendaciones y reglamentación para reducir al mínimo el abandono, la pérdida y el descarte de artes de pesca, y estimular la recuperación de los aparejos de pesca abandonados, perdidos o descartados.

Estas Directrices contribuyen a la pesca sostenible y a mejorar la condición del medio marino. Se espera que su aplicación ayude a los países de América Latina y el Caribe a cumplir sus compromisos internacionales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030, especialmente el ODS 14 sobre la conservación y el uso sostenible de los océanos. (https://mundoagropecuario.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s