Urgen a disminuir el uso de plaguicidas en el campo mexicano

El Senado exhortó a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, a establecer estrategias que permitan disminuir paulatinamente el uso de plaguicidas de alta toxicidad en el campo mexicano, tomando en cuenta el lapso previo de siembra y el periódo de recolección.

El presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, José Narro Céspedes señaló que la dependencia debe coadyuvar con la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios en la vigilancia y monitoreo de las licencias sanitarias.

El senador morenista aseveró que en el marco del “Día Internacional del No Uso de los Plaguicidas”, se considera que la agricultura es la actividad que requiere el mayor uso de plaguicidas, de los cuales más de 180 sustancias permitidas en México han sido objeto de prohibición en otros países.

El documento establece que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los plaguicidas comprenden productos químicos utilizados para destruir plagas o controlarlas.

Señala que en la agricultura se utilizan herbicidas, insecticidas, fungicidas, nematicidas y rodenticidas, done el uso de estos químicos se da en mayor medida en monocultivos intensivos debido a que estos son más susceptibles de plagas y enfermedades.

Sin embargo, de acuerdo con la (OMS), el uso prolongado de estos productos causa serios problemas a la salud y la muerte de seres vivos en diferentes partes del mundo.

Asimismo, se aprobó otro dictamen para mejorar las condiciones de la vida de los habitantes de la región del “Bosque de Cobos”, en Aguascalientes, y contribuir al cuidado y conservación de los ecosistemas y medio ambiente.

El Senado exhortó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a realizar estudios técnicos, hidrológicos, geográficos, edáficos, geológicos y topográficos de campo, a fin de generar un plan de ordenamiento y manejo geohidrológico para la subcuenca de Cobos Pargas-San Francisco.

Además, solicitaron a la Conagua -de acuerdo a su disponibilidad presupuestaria- a realizar trabajos relacionados con la rehabilitación y saneamiento de los cauces de los arroyos San Francisco, Calvillito, Relicario, Malacate, Cobos, Hondo y Pargas; y del vaso y la cortina de la presa Pargas.

Conminaron, además a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a realizar las investigaciones necesarias para obtener un diagnóstico certero que permita evaluar el reconocimiento de Ojocaliente-Aguascalientes-Encarnación como zona hidrológica prioritaria, con lo que se establecerá un marco de acción para la conservación, uso y manejo sostenido de dicho acuífero, en beneficio de quienes dependen de esta cuenca superficial y acuífero subterráneo sobreexplotado.

La senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, del PAN, resaltó que la importancia fundamental de esta área es que contribuye de manera natural a la producción de oxígeno, captación e infiltración de agua a los acuíferos, entre otros procesos y servicios ambientales para el desarrollo armónico de una ciudad sustentable. (http://comunicacion.senado.gob.mx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s