Campo abandonado por sequía; las tierras no son rentables

“En San Luis no existe una Ley de Agricultura solamente de Desarrollo Rural y por eso es importante avanzar en la armonización con la Ley federal en la materia, porque beneficiará al campo en todos los sentidos, principalmente en el fomento y en las facultades de la secretaría del ramo”.

Así lo dijo la diputada Vianey Montes Colunga al asegurar que “estamos precisamente en el año de la sanidad vegetal, ya que se está haciendo un uso indiscriminado de insecticidas y fertilizantes que afectan al subsuelo y hay que regular su uso ya que todos resultamos perjudicados y si se hace un buen manejo, llegarán a la mesa productos de calidad para el consumo humano”.

Reconoció que la sobre explotación del campo es un problema pero también hay mucho territorio abandonado porque no son tierras rentables debido a la prolongada sequía, “y las consecuencias son las afectaciones para todo tipo de productores”.

Los integrantes de la Comisión de Desarrollo Rural y Forestal preparan los dictámenes para crear la nueva Ley de Agricultura así como la Ley de Sanidad Vegetal, que serán fundamentales para generar la reactivación del campo potosino y garantizar producción de calidad y cuidado de la salud.

La presidenta de la Comisión señaló que se están revisando los últimos detalles de ambos temas, por lo que en la próxima sesión de la Comisión las y los legisladores estarán en condiciones de aprobarlos.

Apuntó que desde el gobierno del estado se apoya en estos tiempos difíciles a los ganaderos y los cañeros con más de 60 millones de pesos en diversos programas, a fin de que estos dos sectores que son muy importantes para la economía en San Luis Potosí se puedan capitalizar.

Sobre el uso de los insecticidas señaló que es muy complicado aplicar sanciones porque “se necesitaría un ejército para vigilar el uso que se les da a los químicos, lo que se requiere es capacitar a los productores en su manejo, que sepan como lavar los envases, concientizarlos y esas acciones deben estar contenidas en las nuevas leyes”.

Por su parte, Alejandro Cambeses, titular de la SEDARH, confirmó que las mayores afectaciones son en agricultura y ganadería, así como en la disminución en los niveles de ríos y arroyos.

Debido a la compleja situación, derivada de un prolongado estiaje, no se descarta emitir una declaratoria de desastre natural por sequía, que permita acceder a recursos extraordinarios del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEN).

Estado y federación analizan aplicar una estrategia conjunta y refuerzan acciones ante el inicio de las altas temperaturas.

Las mayores afectaciones son en agricultura y ganadería, así como en la disminución en los niveles de ríos y arroyos, por lo que se llevará a cabo una supervisión de los permisos de extracción de agua para riego y se vigilará que no excedan la cantidad permitida.

Así lo confirmó el titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos, Alejandro Cambeses Ballina.

Ante la sequía que se vive en la Huasteca; municipios de Coxcatlán, San Vicente Tancuayalab y Huehuetlán emitieron una solicitud para acercar el agua a sus localidades.

El pasado mes de junio, la SEDARH solicitó ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural una declaratoria de desastre natural por sequía.

En ese momento Cambeses Ballina entregó la corroboración de daños por sequía que afectan a la ganadería, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP); para que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) evaluara la declaratoria de desastre por sequía para San Luis Potosí.

Entonces se procedió a enviar el soporte para Dictamen Técnico de Desastre Natural, vía Sistema de Operación y Gestión Electrónica (SOGE). (RAYMUNDO ROCHA. EL SOL DE SAN LUIS)

Deja un comentario