Reactivan mercados con China y España para productos sudcalifornianos

Pescadores de Bahía Magdalena, Golfo de Ulloa y la zona pacífico Norte comienzan a registrar una reactivación del consumo de pescados y mariscos en China, país a donde se va prácticamente la totalidad de la langosta, el abulón y la almeja generosa que se producen en la entidad, y que constituyen la principal fuente de ingresos para miles de familias de los pueblos ribereños en la costa occidental sudcaliforniana, desde San Carlos en el municipio de Comondú hasta Isla Natividad en Mulegé.

Algo similar sucede en España, que en los últimos días está demandando grandes volúmenes de garbanzo, pagando hasta 22 mil pesos la tonelada, contra los 14 mil pesos del 2019; en Baja California Sur la producción de garbanzo será de unas 5 mil toneladas, en una cosecha que está por iniciar; Estados Unidos también reactivó sus pedidos de espárrago y tomate, de tal manera que se garantiza el mercado para las más de 9 mil hectáreas establecidas en los Valles de Vizcaíno y de Santo Domingo.

Según fuentes de El Sudcaliforniano, lo mismo está sucediendo con los productores de higo del valle de Vizcaíno, a donde comienzan a llegar emisarios de compradores provenientes de China, país al que se van las 400 toneladas que se producen cada año de este fruto.

De esta actividad dependen cientos de familias, en un cultivo que lleva aproximadamente 50 años de establecido, que es único en el país y que también a causa de la epidemia de Covid-19 en el año 2019 los productores sufrieron grandes pérdidas en su cosecha. La cosecha inicia a finales de junio.

Como se dio a conocer en este mismo medio, a finales de diciembre y principios de enero del presente año, China dejó de comprar productos del mar a México debido a la epidemia de Covid-19 que azotó aquella nación asiática: Desde entonces los productores de langosta y almeja generosa tuvieron que varar sus lanchas debido al desplome de ese mercado y algunos compradores se quedaron con importantes volúmenes que no se pudieron colocar.

Buenas noticias para pescadores, y productores de higo y de hortalizas sudcalifornianos; el mercado de China, España y Estados Unidos se comienza a reactivar. Foto: José Luis Villafuerte. El Sudcaliforniano.

En la costa del pacífico de Baja California Sur se producen cada año más de mil 200 toneladas de langosta roja con un precio aproximado de entre 40 y 45 dólares el kilo, un producto que se envía vivo hasta su destino final que es China.

En el caso del abulón, se comercializa en latas de 425 gramos y llega a valer casi mil pesos cada bote; en este año existe la posibilidad de enviar abulón vivo y para ello en breve se estarán mandando muestras en esta presentación. La producción estimada es de 100 toneladas al año. La temporada de captura de langosta arranca en septiembre y termina en mayo, mientras que el abulón estaría iniciando el 1 de mayo para concluir el 31 de julio.

Según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, la exportación de la almeja generosa a China es de aproximadamente mil 800 toneladas provenientes de las costas de Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa y la captura de este bivalvo comienza en julio y termina en enero.

Con respecto a la pesca de escama, el mercado de Guadalajara y Los Cabos también comienza a dar señales de una leve reactivación, con al menos un 30 por ciento de los volúmenes que consumía hasta antes de la emergencia sanitaria; fuentes de El Sudcaliforniano, señalaron que la actividad aun no es rentable, pero al menos garantiza un sustento elemental para las familias de los pescadores de los corredores Loreto-Santa Rosalía, La Paz-Los Frailes y el sur de Bahía Magdalena.

En el sur del estado, los productores de Orgánicos del Cabo han mantenido sus exportaciones de hortalizas y yerbas de olor, aunque también comienzan a registrar en los últimos días un ligero aumento en la demanda de Estados Unidos; de esta actividad dependen directamente más de 500 familias de San José del Cabo y varias comunidades rurales.

En donde la crisis no tiene fin es entre los productores de queso de cabra; al menos 5 microempresas de Comondú y Los Cabos que se dedican a la elaboración de quesos gourmet han registrado un desplome de hasta el 90 por ciento en sus ventas, debido a que sus principales compradores eran restaurantes de Los Cabos que ahora están cerrados a causa de la emergencia sanitaria de Covid-19; desde hace dos semanas, trabajan en una campaña conjunta con el gobierno del estado que tiene como propósito promover el consumo local. (ELÍAS MEDINA. EL SUDCALIFORNIANO)

Deja un comentario