Estados Unidos patenta nuevo diagnóstico para la Peste Porcina Africana

Científicos del Centro de Enfermedades Animales de Plum Island, en Estados Unidos, informaron sobre la creación de un nuevo método para el diagnóstico de la Peste Porcina Africana (PPA), con el cual el procedimiento no requeriría muestras de sangre adicionales para cada estudio.

Los especialistas explicaron que la forma tradicional consiste en tomar una muestra sanguínea cada que se está buscando un dictamen de la afectación, no obstante, gracias a la conformación de una línea celular, ahora pueden congelarla y replicarla para más usos.

Añadieron que también puede ser usada de manera comercial para el diagnóstico veterinario en laboratorios, que generalmente no tienen acceso a múltiples muestras de sangre para la detección de la enfermedad.

La investigación científica fue financiada en conjunto por los departamentos estadounidenses de Seguridad Nacional (DHC), de Energía (DOE) y el de Agricultura (USDA), y fue patentada en abril de este año.

Académicos del Departamento de Ciencias Animales y la División de Ciencias Nutricionales y Neurociencia de la Universidad de Illinois, realizaron un estudio con 96 cerdos en el que se determinó que los animales alimentados con soya muestran menor propensión a padecer el síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS).

Los autores explicaron que la investigación está basada en la implementación de isoflavonas para la nutrición de los hatos, los cuales contienen componentes químicos que se pueden encontrar principalmente en dicha oleaginosa.

Para el procedimiento se infectó a todos los cerdos con PRRS para posteriormente dividirlos en dos grupos, uno de ellos fue alimentado con un suplemento del compuesto, mientras que el otro no; al final del experimento, el grupo sin cambios en la dieta presentó un índice de mortalidad 50% más alto.

Los científicos aclararon que si bien no han logrado entender aún el proceso biológico que lleva a este resultado, los avances son alentadores, pues podrían disminuir la incidencia de la enfermedad a través de la soya, un componente común en la nutrición de los porcinos. (https://www.porcicultura.com/)

Deja un comentario