Con la PPA en Alemania, la política española insta a una revisión de las actuales medidas de control en Europa

Las autoridades españolas pidieron al gobierno establecer esquemas de control que no solo aseguren la rápida acción ante un posible brote del virus, sino que también indemnice a los productores afectados.

Ante el avance de la Peste Porcina Africana (PPA) por Europa, las autoridades españolas señalaron la importancia de implementar un sistema de regionalización con el objetivo de reducir las afectaciones en el comercio internacional fuera del continente.

Esta es una estrategia que actualmente el gobierno alemán –último país en detectar la PPA— está impulsando con diversas naciones asiáticas que suspendieron las importaciones de los productos porcinos por su situación con la enfermedad.

Desde el Grupo Parlamentario Vox, en España, advirtieron que si el virus porcino llegara a su producción porcícola, afectaría a aproximadamente 60% de la producción ganadera de todo el territorio, equivalente a 1.4% del Producto Interno Bruto nacional.

Por este motivo las autoridades solicitaron una revisión de las actuales medidas de prevención y control, así como incrementar la vigilancia en los movimientos de cerdos y jabalíes en las fronteras con territorios infectados.

En el caso de que la PPA logre introducirse en España, en el partido resaltaron la necesidad de contar con un esquema de sacrificio masivo, en donde también se contemplen retribuciones económicas para los porcicultores que se pudieran ver afectados en dicho escenario.

También solicitaron a sus instituciones reforzar la promoción y verificación del cumplimiento de las medidas de bioseguridad correspondientes dentro de las unidades de producción de todo el país. (https://www.porcicultura.com/)

Deja un comentario