En el presupuesto para la Secretaría de Agricultura, los programas presidenciales acaparan el 64%

Lo contenido en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 indicó que para el próximo año, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Agricultura) contará con un fondo de operación 3.6% mayor al que se tuvo en 2020, sin embargo, los apoyos al sector pecuario son prácticamente nulos.

En un análisis realizado por el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), se reflejó que para el próximo año el campo mexicano contará con 49,291.6 millones de pesos, no obstante, los más beneficiados serán los programas presidenciales, los cuales tendrán un incremento de 10.7% respecto a lo que se tuvo este año, para quedar en un recurso de 31,530.6 mdp. equivalente a 63.9% del presupuesto total.

Desde diversos organismos como la Unión Nacional de Avicultores (UNA), la Industria Farmacéutica veterinaria (Infarvet), la Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex) y la comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados han coincidido en que este presupuesto deja por completo desprotegido al sector pecuario, principalmente en el tema de sanidad animal.

De acuerdo con el reporte del GCMA, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), enfrentará una reducción de fondos por el orden del 14.73%, y a su vez la sanidad tendrá que operar con 3,223.1 mdp., lo que según los comentarios vertidos en diversos foros, vulnera al país contra enfermedades animales que suponen un riesgo para la actividad pecuaria, como la Influenza Aviar y la Peste Porcina Africana (PPA).

Eduardo Ron Ramos, presidente de la comisión de Ganadería en la Cámara Baja expuso que el PEF 2021 no es congruente con las necesidades del campo ni con los objetivos para alcanzar la autosuficiencia alimentaria, prueba de ello recordó, es el fondo otorgado al programa Sembrando Vida, que asciende hasta los 28,718.4 mdp., superando 4.7% al otorgado en 2020.

El legislador resaltó que esta política pública demostró ser un fracaso, pues solo 7% de sus recursos demostraron un resultado palpable.

Solamente la estrategia de Precios de Garantía quedaría para impulsar al sector pecuario, a través de la compra de leche de vaca a 8.20 pesos por litro por parte de Liconsa, no obstante, la paraestatal aún tiene un adeudo de 25 millones de pesos a nivel nacional por este mismo concepto.

Otra de las ausencias en el PEF 2021 resaltada por el GCMA es la del programa Crédito Ganadero a la Palabra, que de contar con 4,000 mdp. en 2019, para el próximo año no se le otorgaron recursos.

Además, cabe señalar que el esquema financiero de apoyo fue desmantelado a inicios de este año, denunciando por parte de los productores, incluso actos de corrupción en este esquema encabezado por el hoy candidato a la gubernatura de Tamaulipas David Monreal Ávila, que en días pasados dejó vacante el puesto en la coordinación general de Ganadería de la Secretaría de Agricultura. (https://www.porcicultura.com/)

Deja un comentario