Tren Maya impulsará al sector agroalimentario de la región sureste

La estación logística del Tren Maya en Cancún se convertirá en un centro de abasto de alimentos importante y permitirá incrementar la conectividad con mercados nacionales e internacionales, generando un escenario de inversiones potenciales para fortalecer al sector agroalimentario, informó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Durante la presentación del Programa Agroalimentario del Tren Maya, donde participaron los equipos territoriales de los tramos 5, 6 y 7, en Quintana Roo, se plantearon los estudios y el mapa agroalimentario de la región, así como un diagnóstico de la red de carga que abarca las cinco entidades del sureste, con tres nodos importantes de los principales productos por cada estado que concentran 60% de su oferta agroalimentaria: Cárdenas-Huimanguillo, en Tabasco; Othón P. Blanco-Bacalar, en Quintana Roo, y Champotón-Hopelchén, en Campeche.

El plan refiere que en cuatro de los cinco estados que están en la zona de influencia del Tren Maya el sector agroalimentario se coloca por delante de la actividad económica derivada del turismo, por lo que se visualiza que el sistema ferroviario tendrá un gran impacto en los mercados de la región, ya que actualmente más de 90% de la carga se mueve en camiones.

Para el 2023 se prevé que el Tren Maya capte seis de cada 10 toneladas de carga agroalimentaria, al tiempo que representará una reducción de costos logísticos y de transporte, aunado al incremento de 4% en las exportaciones agrícolas de la región, donde en el 2018 se generaron 23.5 millones de toneladas de productos agrícolas, pecuarios y pesqueros, según el Fonatur.

“Actualmente hay un déficit en infraestructura agroindustrial en el sureste, por lo que los productos locales se comercializan principalmente como materias primas. En el diagnóstico de la red de carga, el Tren Maya permitirá detonar el potencial de transporte en los principales nodos productivos con inversiones enfocadas en centrales de abasto, terminales de carga y centros de transformación rural”, señaló Olga Vázquez, encargada del Programa Agroalimentario del Tren Maya.

Agregó que se trabaja en un proceso de integración de vocaciones económicas, implementación de programas complementarios y un listado de insumos que se desarrollarán en torno al Tren Maya, a fin de darle un valor agregado a los productos, aprovechar la infraestructura ferroviaria y generar mayor competitividad en el mercado.

También dio a conocer que el plan de trabajo 2021 del Programa Agroalimentario del Tren Maya incluye capacitación, trabajo conjunto con los Enlaces Territoriales, socialización de los programas, estructuración e implementación de proyectos, así como identificar actores y proyectos de inversión en el sector y programas enfocados al desarrollo de la cadena productiva. (JESÚS VÁZQUEZ. EL ECONOMISTA.)

Deja un comentario