Día Mundial del Veterinario, una profesión que trabaja con un objetivo: Una Sola Salud

El año pasado estuvo marcado por los efectos económicos y sociales de la Covid-19, enfermedad humana de origen zoonótico que remarcó la importancia del gremio veterinario en la salud pública, esto cobijado por el concepto de Una Sola Salud.

Hoy, con el antecedente de que mañana se conmemora el Día Mundial del Veterinario, es importante recordar que este gremio es responsable —a nivel global— de salvaguardar la salud de las especies de producción, compañía, fauna silvestre y exótica, pero también tienen dentro de sus atribuciones, el combate, desarrollo e investigación para que las enfermedades animales no trasciendan al ámbito humano.

Prueba de ello es Patria, la primera vacuna mexicana contra el Covid-19, en donde participa un laboratorio de salud animal, basándose en una investigación relacionada con la enfermedad de Newcastle, una afectación específica en las aves.

De acuerdo con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), 60% de las afectaciones sanitarias de riesgo para los humanos provienen de los animales (zoonosis), y es aquí donde radica la importancia del concepto One Health, y del gremio veterinario como uno de sus principales baluartes.

Cada último sábado de abril desde el año 2000, se conmemora el Día Mundial del Veterinario, en el que se reconoce la labor de cerca de 500,000 profesionales de esta actividad, que es el dato de médicos registrados por la Asociación Veterinaria Mundial (WVA).

Cifras de la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México (FedMVZ) indican que en México ejercen la profesión 58,000 agremiados, muchos de ellos encargados de verificar la sanidad animal en las unidades de producción pecuaria y puntos de entrada al territorio nacional, esta función sirve para proteger el privilegiado estatus sanitario que permite a nuestro país continuar con las exportaciones de proteína animal a diversos países como EE. UU., Canadá, Japón, China, Corea del Sur, Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Cuba y El Salvador, entre otros.

Desde 1990, el número de médicos veterinarios en México ha crecido 48%, con lo que nuestro país se ha logrado posicionar como una de las cinco naciones en todo el mundo que cuentan con todas las certificaciones por parte de la OIE, junto con Estados Unidos, Australia, Portugal y Suiza.

El año pasado fue la Covid-19 (coronavirus), pero de acuerdo con la OIE, cada año en el mundo, de cada 5 enfermedades nuevas, 3 son de origen animal, lo que hace de la prevención y el control, tareas clave que recaen sobre los médicos veterinarios.

Día a día, al igual que los conocimientos científicos, las tendencias de consumo de proteína animal también evolucionan, haciendo imperativo que los profesionales de la salud animal se mantengan actualizados, por lo que en el gremio se ha hecho énfasis en la necesidad de capacitarse en materia de bienestar animal, sustentabilidad, Resistencia Antimicrobiana y responsabilidad social.

Por ello, la comunidad de médicos veterinarios zootecnistas (al menos los consultados para esta publicación), han levantado la voz para hacer hincapié en su convicción irrestricta de lo que significa ser partícipe de esta profesión hoy en día.

En un tono general, desde los expresidentes de la AMVEC, la actual dirigencia de la Federación Internacional, patólogos, jefes de departamento en la UNAM, investigadores, presidentes de asociaciones regionales, consultores y hasta la misma dirección general de Salud Animal del Senasica, coinciden en que la medicina veterinaria en todo su ámbito representa un compromiso social para preservar la salud humana, el bienestar de los animales y con ello construir día a día un futuro, basado en la seguridad alimentaria.

Esto se traduce en atender desde las pequeñas especies, la fauna silvestre y exótica hasta los animales de producción, esto al mismo tiempo de facilitar y promover el abasto mundial de proteína inocua y de alto valor nutricional, propiciando el cuidado y respeto a los recursos naturales.  (https://www.porcicultura.com/)

Deja un comentario