Por agroquímicos, desaparece 60% de abejas en Michoacán

Las sustancias a las que se le atribuye este fenómeno es a los insecticidas, herbicidas y otros productos agrónomos.

MORELIA, Michoacán. (OEM- Infomex). Se estima que en Michoacán alrededor del 60 por ciento de las abejas que existían han desaparecido, derivado de la aplicación de agroquímicos utilizados en el campo para proteger a los cultivos de enfermedades, plagas y malezas.

Según información del Consejo Estatal de Ecología (Coeco), la zona de la Ciénega se quedó sin actividad apícola tras la desaparición del 95 por ciento de sus colmenas, misma situación que enfrenta la franja aguacatera de la entidad.

Estos pueden catalogarse como insecticidas, herbicidas, fertilizantes, fungicidas, acaricidas, fitorreguladores y rodenticidas, por mencionar algunos, pero especialmente los nicotinoides, lo que ha llevado a que la abeja en sus diferentes especies esté en peligro de extinción en la entidad y en el mundo.

El colectivo Puntadas es de las pocas agrupaciones que ha buscado rescatar a este insecto, fundamental para el desarrollo del hombre, ya que sin él, el 60 por ciento de las frutas y verduras que hoy consumimos desaparecerían al no ser polinizadas.

La representante y coordinadora general de este grupo, Olivia Torres Tena, compartió que desde hace ocho años trabajan en desarrollar proyectos creativos para exponer problemas ambientales, acompañándolos de algunas propuestas de solución.

En entrevista exclusiva, refirió que actualmente trabajan en el proyecto agroecológico, comunitario y didáctico denominado Los Tepames, un santuario de abejas ubicado en la comunidad de La Escalera, en el municipio de Charo.

En este lugar habita la abeja melipona, un género de himenópteros apócritos de la familia Apidae, que contiene unas 40 especies. Su distribución geográfica abarca desde Argentina hasta México, pasando por Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Perú, Ecuador, Paraguay y Venezuela, por lo que se trabaja con los miembros de la comunidad para preservarla.

Fuente: El Sol de Morelia

Deja un comentario