Granada, fruto para el corazón

El origen de la granada se extiende desde los Balcanes hasta el Himalaya, es considerado uno de los frutales más cultivados desde épocas más remotas. El clima que más le conviene es el clima subtropical e incluso el tropical.

Las propiedades de la granada son su secreto mejor guardado. Es uno de los mejores antioxidantes y además contribuye a prevenir cardiopatías.

En su intento por resolver los obstáculos que hacían menos recurrente el consumo de granada en Hidalgo, pese a ser uno de los primeros productores a nivel nacional, el investigador Gabriel Betanzos, del área académica de nutrición de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, creó un polvo a partir de la fruta por medio de secado por aspersión. Así estaría disponible en cualquier época del año y sería de fácil consumo.

“He trabajado con el fruto de la granada desde hace varios años, pero en vista de que ha habido dificultad para su consumo debido a que es una fruta de temporada y para pelarla se necesita tiempo y paciencia, me di a la tarea de responder a esas dos problemáticas.

“Es un polvo que en cuanto se disuelve en agua se convierte en una bebida de granada que conserva las propiedades de la fruta. Si lo vemos microscópicamente, son microcápsulas de 10 micras de diámetro en promedio y esas cápsulas son las que tienen el contenido del jugo de granada”, detalló.

Durante los seis años que el investigador lleva estudiando las propiedades de la granada, indicó que pudo constatar que el fruto tiene muchas propiedades benéficas para la salud, como ser un excelente antioxidante, incluso mejor que el arándano.

“Resulta que la granada es mejor, nosotros lo comprobamos. Otra propiedad que se descubrió es que es un excelente antihipertensivo y un buen cardioprotector.

“Además, en 2011 publicamos un trabajo sobre su poder antidiabético, encontramos que es capaz de reducir los niveles de glucosa. Por ese trabajo nos distinguieron con el Premio Fondo Nestlé para la Nutrición de la Fundación Mexicana para la Salud, en la categoría Ciencia Básica”, puntualizó.

No obstante, Betanzos Cabrera aseguró que a lo largo de sus investigaciones ha insistido en que el polvo de granada no es un producto milagro, es un producto natural, no un fármaco, y el hecho de que el producto contenga propiedades medicinales, no quiere decir que es un fármaco.

“Una de las pruebas es para evaluar su efectividad de prevención y otra como tratamiento. Particularmente este proyecto está pensado para hacerse in vitro, porque ya tengo una publicación anterior de la actividad antimicrobiana in vitro con bacterias en el laboratorio. Ahora busco un nuevo modelo”, detalló el investigador.

En general, explicó Betanzos Cabrera, su más reciente investigación se centra en demostrar el efecto protector y tratamiento del microencapsulado de granada roja empleando un modelo animal de ratón infectado con Escherichia coli enteroagregativa.

En los experimentos in vitro que ha realizado en su laboratorio, el jugo resultó tener actividad antimicrobiana en cepas de Staphylococcus epidermidis aisladas de infecciones oculares.

La investigación fue publicada en la revista internacional Food & Nutrition Research el año pasado.

Actualmente el polvo se encuentra listo para comercializarse, pero en espera de que se concluya el proceso de patente. (XIMENA MEJÍA. EXCÉLSIOR)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s