Puebla e Hidalgo en la mira de inversionistas

La Autoridad Federal para el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales en un inicio consideró 10 estados del país con mayor índice de marginación y pobreza; su objetivo es democratizar la productividad a nivel regional.

Puebla e Hidalgo son las siguientes entidades del país que podrían convertirse en la octava Zona Económica Especial (ZEE) de México, un programa del gobierno federal que busca reducir las brechas de desigualdad entre las regiones.

En ese sentido, el titular de la Autoridad Federal para el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), Gerardo Gutiérrez Candiani, recordó que el esquema inicial consideró a los 10 estados del país con mayor índice de marginación y pobreza.

“Hoy son siete zonas con ocho estados y hay dos que pueden tener posibilidades: Hidalgo y Puebla, pero eso será decisión de la Comisión Intersecretarial, hoy tenemos siete zonas ya decretadas con un trabajo legal, constitucional, jurídico y técnico que avala estas declaratorias y vamos ahora en el proceso de implementación”, detalló.

Para declarar a ambas entidades ZEE, la Comisión Intersecretarial deberá realizar estudios de pre-factibilidad, mostrar cartas de intención para invertir por parte de compañías de singular relevancia e identificar oportunidades de desarrollo para ciertas empresas conforme la vocación productiva de la misma localidad.

“Y que sobre todo, encontremos sectores que no compitan con otras regiones del país y que podamos identificar sectores estratégicos en una visión de largo plazo que el Estado Mexicano quiere impulsar”, mencionó en entrevista con Notimex.

Gutiérrez Candiani rechazó que sobre la recta final de la actual administración federal, el proyecto de las ZEE vaya caminando a paso lento, ya que dijo, es un esquema de desarrollo con visión transexenal.

“No demoró casi nada, por lo general las Zonas Económicas tienen procesos de 20, 30 o 40 años, nosotros desde la ley en el 2015 y hasta ahora, tenemos Ley federal, leyes estatales, cartas de intención, convenios de coordinación, estudios de pre-factibilidad, identificación de terrenos, tierra federal, polígonos definidos y declaratorias”, anotó.

Ahora ya estamos en los planes maestros y en las definiciones para otorgar los permisos y los concursos correspondientes, “así que lo hemos hecho en un tiempo récord”, resaltó.

Luego de puntualizar que será entre octubre y noviembre próximos cuando inicie la segunda etapa de las ZEE, es decir “la implementación”, señaló que será la misma institución bajo su liderazgo la encargada de cuidar la correcta ejecución.

“Nosotros vamos a sacar los concursos públicos internacionales, tomando las mejores prácticas a nivel internacional, estamos definiendo con la Secretaría de Hacienda los criterios para las nuevas inversiones, para las empresas ancla que van a tener que cumplir con ciertos requisitos de tamaño, montos de inversión, de generación de empleo y closterización”, anotó.

“La idea es tener una o dos empresas ancla en cada zona económica ya decretada para este año”, resaltó el titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE).

Respecto de la bolsa de financiamiento por 50 mil millones de pesos disponible por parte de la banca de desarrollo para impulsar el proyecto en cada ZEE, el funcionario federal comentó que cada entidad de segundo 26/6/2018 2/3 piso dispondrá un monto particular de recursos hacia esa dirección.

“Platicamos con todos los bancos de desarrollo, lo que se hizo fue traer como trajes a la medida donde cada banco tuviera un cajón especial para cada zona económica donde vamos a ofrecer tasas competitivas, plazos extendidos pero sobre todo trajes a la medida para el tipo de inversión”, anotó.

La idea, dijo, es que se pueda financiar toda la cadena de valor tanto dentro de la zona como fuera, tanto para los administradores integrales, como para los que van a hacer las fábricas, desarrollo de proveeduría, maquinaria y equipo, compra de tierra e incluso, todos los servicios que van a desarrollarse con el crecimiento de las zonas: salud, vivienda y educación.

Así también, Gutiérrez Candiani expuso en la mira de facilitar a las empresas el acceso a recursos, el proyecto también considera complementar la oferta de financiamiento con el de la banca comercial.

“Lo que nosotros queremos es ofrecer opciones para que los inversionistas y los administradores y los prestadores de servicios tengan opciones diferentes y puedan acceder a un crédito preferencial”, indicó.

Por su parte luego de detallar que las empresas ancla dentro del proyecto serán nacionales e internacionales, precisó que la dependencia a su cargo mantiene pláticas con alrededor de 300 compañías.

“Cerca de 80 empresas han mostrado un interés, de las cuales con cartas de intención tenemos cerca de siete mil millones de dólares, eso no quiere decir que necesariamente se vaya a hacer la inversión pero si ya hay un compromiso a través de cartas de intención”, resaltó.

Gutiérrez Candiani reiteró la magnífica oportunidad que representará para el país la consolidación de las ZEE ya que se prevé alcancen a generar en los próximos 20 años entre 250 y 300 mil empleos.

En el caso particular de entidades con una clara vocación petrolera o energética, el objetivo está en que el esquema influya para desarrollar otros sectores productivos contra-cíclicos como es la agroindustria, de astilleros o de mantenimiento, “creemos que en mediano plazo vamos a tener otros sectores que no dependan de los hidrocarburos”.

Si bien el funcionario reiteró que el proyecto de las ZEE está blindado por el enorme impacto económico y social que estima generará en las regiones con menor desarrollo económico, el gran reto está en que tenga continuidad por parte del próximo gobierno de la República.

“Es un proyecto social que está avalado y totalmente respaldado por las comunidades, por los estados y las regiones, porque ataca la pobreza de la mejor manera a través de la generación de inversión, empleo bien remunerado, capacitación, certificaciones y de un mejoramiento de condiciones de vida”, dijo.

Tiene mucho sustento social “y eso nos garantiza que los candidatos a la Presidencia de la República vean con muy buenos ojos el proyecto”, concluyó.

Una Zona Económica Especial es un área delimitada geográficamente, ubicada en un sitio del país con ventajas naturales y logísticas para convertirse en una región altamente productiva.

Su objetivo es democratizar la productividad, a nivel regional, para que sus habitantes tengan las mismas posibilidades de desarrollo y bienestar que los del resto del país.

Entre las ZEE están Salinas Cruz, Oaxaca; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Coatzacoalcos, Veracruz; Puerto Chiapas, Chiapas; Progreso, Yucatán, Tabasco y Campeche. (NOTIMEX)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s