Leche de almendras le gana terreno a la leche de vaca

La leche de vaca es un alimento que ofrece diversos beneficios al organismo, sin embargo, por problemas de salud, como intolerancia a la lactosa, o simplemente para tener una dieta más balanceada, consumir productos como la leche de almendras se ha convertido en una de las mejores opciones.

Las almendras se ubican entre los alimentos que contribuyen a obtener grasas saludables en la dieta diaria y considerando que en la actualidad existe una gran tendencia hacia un estilo de vida más sano, los nutriólogos sugieren alternar el consumo de la leche de vaca con la de esta semilla.

La nutrióloga Vivian Sadovitch recomendó el consumo de la leche de almendras ya que cuenta con muchas ventajas, una de ellas es que da una opción a quienes son intolerantes a la lactosa o a quienes quieren disminuir el consumo del derivado animal.

Este alimento, del grupo de las oleaginosas, al cual también pertenecen las nueces y los cacahuates, aporta gran cantidad de minerales, como hierro, fósforo, potasio, zinc, magnesio y calcio, así como un alto porcentaje de proteína.

La nutrióloga expuso que no existen alimentos buenos o malos, sino que hay buena o mala calidad en ellos, y el aprovechamiento nutricional siempre dependerá del consumidor final y de su historia clínica.

“No me parece adecuado satanizar algún comestible y una buena leche de vaca está bien, pero su beneficio es diferente para todos, no hay una recomendación general, lo que sí puedo recomendar es que, si el paciente no es intolerante a la lactosa, alterne con la de almendras para una alimentación más provechosa y balanceada”, comentó.

Además, el producto de la semilla cuenta con otros beneficios, como proveer energía de manera natural, mejor función cardiaca y proteger a las células del daño oxidativo por su contenido de vitamina E.

“Considero que lo importante es que la gente conozca los beneficios de diversos alimentos para que no se casen con una sola idea y tomen todos los días lo mismo, así poco a poco aprenderán que les ayuda más. Las personas tienen que aprender a escuchar las señales que les da su cuerpo”, expresó la especialista en nutrición.

Además de todos los beneficios hasta ahora mencionados, Vivian agregó que consumir leche de almendras o de otros productos como soya o arroz, resulta una opción para contribuir a la conservación del medioambiente, por lo que resulta doblemente benéfica.

Por su lado, la doctora Jazmín Medina explica que las leches vegetales son un poco más ligeras y refrescantes, ya que algunas tienen un buen aporte de calcio. Asegura que actúan como protector cardiaco.

En los últimos cuatro años el valor de estas bebidas, como la de almendra, soya, arroz y coco casi se triplicó, al pasar de los 374.6 millones de pesos en 2013, a un estimado de 998.7 millones de pesos en 2017.

Según Euromonitor International, el mercado global de la leche de origen vacuno crece tres por ciento anual, frente al 14 por ciento de las “leches” de origen vegetal.

Expertos explicaron que el mayor consumo de sustitutos lácteos se debe a los beneficios y cualidades nutrimentales que poseen, como fuente de antioxidantes, potasio, calcio y proteínas, con un bajo contenido de colesterol y calorías.

De acuerdo con la consultora de mercados México se encuentra en la novena posición a nivel mundial en términos del tamaño de mercado para estas bebidas alternativas de arroz, coco, almendra y soya, por encima de países como Italia.

Las naciones que lideran su consumo son China, Estados Unidos, España y Canadá. (CAPITAL DIGITAL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s