Produce Irapuato fresa de alta calidad

Desde la década de los 70’s, el municipio es conocido como la Capital Mundial de la Fresa, por su alta calidad y producción de más de 80 mil toneladas anuales.

Irapuato ocupa el sexto lugar a nivel nacional, mientras que el estado de Guanajuato se posiciona en tercer lugar, con alrededor de mil 300 hectáreas de terreno, que cada año generan más de 25 mil empleos directos e indirectos.

Marco Sánchez Estrada, director de la Asociación Pro Mercado de la Fresa, señaló que esta actividad genera empleos para lugareños que producen toneladas de fresa con altos estándares de calidad, que permiten conservar un sabor y color inigualable para su exportación, la mayoría, con destino a los Estados Unidos y Canadá.

“Nos distingue que producimos una fresa de muy, muy alta calidad, con unas características inigualables, creemos que somos bendecidos porque tenemos un clima que es benigno”, comentó.

En Irapuato se producen alrededor de cinco especies de fresas de las más de mil variedades. Las especies más comerciales son Camino Real, San Andreas, Festival, Albiones, Portolas, en comunidades locales como Purísima del Jardín, Cerrito de Las Huertas, La Soledad, Providencia de Pérez, Purísima de Covarrubias, Guadalupe de Rivera, Rivera de Guadalupe, además de ranchos de propiedad privada.

“La fresa es una bendición de Dios”, aseguró Sánchez Estrada, y reconoció que el reto para los fresicultores es dar a conocer la calidad y bondades de la frutilla que en Irapuato se produce y continuar con su producción para exportación.

La historia del municipio como productor de fresa, la frutilla que catapultó al municipio a nivel mundial, inició en 1852, año en que Nicolás Tejeda importó la planta a la entonces Villa de Irapuato.

La producción de fresa, comenzó con 24 plantas en cultivos aledaños al bordo del río Silao, hoy conocido como el bulevar Díaz Ordaz, comentó Dulce Vázquez Mendiola, directora del Archivo Histórico Municipal.

El mote de “La Capital Mundial de las Fresas”, data del año cuando los trabajadores fueron capacitados para impulsar la producción, después de establecerse en 1900 la primera empresa de mermeladas y fresas cristalizadas “Fresva”, de Don Pedro Vargas Covarrubias, productos que se exportaban a Estados Unidos y se distribuían en el territorio nacional.

“La mejor época en producción de la fresa inició en el año de 1880, ya que, en el año de 1870, un alemán residente aquí en Irapuato les enseñó a los agricultores locales, el cultivo técnico de esta frutilla y es cuando da un giro, e inicia la producción importante de esta frutilla en Irapuato”, comentó.

La etapa de los años 40’s a los 70’s, del siglo XX, fue vital para Irapuato, porque se registró un gran impulso a la economía local donde, además de los hombres, las mujeres pudieron intervenir en este trabajo, impulsando la economía familiar.

La fresa, comenzó a ganar importancia como industria a la par de sectores como fábricas y cigarreras, desarrollo en el que las comunidades rurales fueron parte importante para su producción, hasta la época actual.

Tiene más de 167 años en Irapuato y aunque estuvo al borde de la extinción, la fresa sigue siendo la frutilla característica del municipio, que sigue conservando su mote de “La Capital Mundial de las Fresas”.

Irapuatenses y visitantes de estados como Tlaxcala, Quintana Roo, Estado de México, Jalisco y Querétaro pudieron conocer de cerca la historia de la fresa de Irapuato, así como recorrer los campos donde ésta es cultivada , a través del recorrido guiado que forma parte de las actividades del Festival de la Fresa 2019.

Según relata la historia, con las primeras cosechas de fresa lo que hicieron no fue agua ni fresas con crema, sino nieve de fresa, que poco a poco fue popularizándose.

Pero no fue hasta 1960 cuando gracias al ferrocarril y a que en Irapuato hacían escala en la estación del tren es que los visitantes pudieron conocer las fresas de Irapuato, por lo que tanto los visitantes del norte como del centro y sur del país ubicaron al municipio como la ciudad donde se vendían las fresas más buenas del país.

Pero no todo fue bonanza para la fresa de Irapuato, pues en la década de los 80 hubo una contaminación de los campos de fresa por el abono mal mezclado con agua y tuvo que ser suspendida la producción por varios años. Por ello, la producción de fresa estuvo a punto casi de extinguirse.

Pero fue a principios del nuevo milenio cuando la fresa de Irapuato vuelve a tomar auge, al grado de que actualmente Irapuato es el sexto lugar nacional en producción de fresa, donde Zamora, Michoacán, es el primer lugar, pero la fresa irapuatense es la que están pidiendo en mercados como Japón, China, Estados Unidos, España Alemania y Rusia; incluso, productores de Zamora vienen a Irapuato a llevarse plantas, pues las de allá aunque son más grandes, no tienen el dulce sabor de las fresas irapuatenses, las mejores de todo el mundo. (AM DE IRAPUATO. Con información de OSCAR REYES RODRÍGUEZ. LA PRENSA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s