El tour gastronómico de AMLO

Birria, barbacoa, quesadillas y hasta frijol con puerco; así es el menú del presidente Andrés Manuel López Obrador cada que sale de gira para visitar todos los rincones del país.

Su característica personalidad lo lleva a compartir en sus redes, desde que era candidato presidencial, los platillos que prueba, esto como una forma de reforzar su peculiar forma de comunicarse con los ciudadanos.

López Obrador convierte cada comida en un momento no sólo para retomar energía y saciar su hambre, sino también para celebrar la cocina mexicana y a los protagonistas que la preservan, además de incentivar el comercio local, pues en cada uno de sus videos y fotografías invita a sus seguidores a vivir la tradición culinaria de cada región del país.

El tour gastronómico de López Obrador se distingue por visitar fondas, cocinas económicas, y hasta puestos a la orilla de la carretera, en los que se ha detenido a beber agua de coco y jugo de piña.

Aquí te dejamos una lista de algunos de los lugares donde ha comido, para que, así como él, te des gusto con la variedad de la cocina mexicana.

En su más reciente visita a Michoacán, el Presidente aprovechó para comer birria de chivo y hasta le compartieron la receta. La birria es un platillo característico de la gastronomía mexicana, es un plato a base de carne de borrego-aunque en algunas regiones se utiliza carne de chivo o de res- preparado en salsa de muchas especias y chiles cocinados al horno.

En la Birriería La Guadalupe, en Coalcomán, Michoacán, acompañado del dueño del local quien hasta le compartió la forma en la que la preparan la birria- Ahí, Obrador calificó de “suculento” al platillo.

En su camino a la Selva Lacandona, el entonces candidato presidencial comió frijol con puerco en la fonda La Popular, de San Juan el Alto, Tabasco.

El platillo es una especialidad de la península de Yucatán. El frijol negro se cuece con carne de cerdo, cilantro o epazote y cebolla. Es un platillo muy caldoso en el que los frijoles y los trozos de carne se sumergen en el caldo del guiso. Se acompaña con arroz blanco y salsa de salpicón o xnipec. Otras guarniciones son aguacate, limón, chile habanero, tortillas de maíz, chiltomate o arroz negro.

Luego de su visita a la refinería de Salamanca, Guanajuato, el pasado 26 de mayo, el mandatario y la secretaria de Energía, Rocío Nahle, hicieron escala en San Juan del Río, Querétaro, para degustar costilla asada en la Barbacoa de Santiago.

El asado, barbacoa, parrilla o parrillada es una técnica de cocción mediante la cual, los alimentos-generalmente trozos de carne-son expuestos al calor de fuego o brasas para que se cocinen lentamente. La carne puede ser de cerdo, res o incluso de pollo. Es tradicional de norte del país, aunque se come en todo el territorio mexicano.

En aquella ocasión el Presidente aprovechó para aclarar que es disciplinado y que se toma sus medicinas, además de que para comer carnes rojas tiene el permiso de su cardiólogo.

Los viajes de Obrador se distinguen por la cálida bienvenida de los meseros y dueños de los locales y restaurantes.

Durante su visita a San Luís Colorado, Sonora, López Obrador, acompañado de la secretaria de Economía, Graciela Márquez, comió pato lechón con arroz, y aunque el pato lechón no es propiamente parte de la cocina mexicana, si es muestra del sincretismo cultural y gastronómico que se vive en el país.

El pato lechón es un platillo típico de Filipinas que utiliza dicha ave como ingrediente principal. Se utiliza el jengibre, ajo, cebolla, hierba limón o citronela, cebollín. El pato lechón se cuece con vino y agua. Posteriormente se unta vinagre, sal para después rostizarlo con una combinación de salsa de soya, miel y otras especias asiáticas.

El 24 de junio de 2018 el Presidente desayunó gorditas, un platillo mexicano elaborado a base de masa de maíz o trigo, rellenas por lo general de queso o chicharrón, frijol u otros ingredientes.

Durante su gira de campaña por San Luis Potosí, López Obrador comió gorditas en “Café Pacífico”, y “para no herir susceptibilidades” declaró un empate entre los estados de San Luis Potosí, Zacatecas y Durango en cuanto al sabor del “suculento alimento”.

Aún como candidato a la Presidencia, López Obrador comió caldo de pavo criollo sancochado en San Juan El Alto, Jalapa, Tabasco, en el restaurante Las Palmitas de esa región.

Aunque el pavo es un plato tradicional de las fiestas decembrinas, éste tiene variadas preparaciones, entre ellas el caldo. El guajolote o pavo criollo tiene un sabor delicioso, pues combinada con hierbas aromáticas y hortalizas se resaltan sus características.

Sancochar es el método culinario de preparación de alimentos consistente en su cocción en agua hirviendo, lo que produce que el alimento modifique sus propiedades, sea comestible y apetecible, favoreciendo también su conservación.

En la zona Centro del Estado de Veracruz se preparan las inigualables gorditas de Frijol negro; principalmente en los municipios de Huatusco, Coscomatepec, Cotaxtla, Orizaba, Amatlán y Huilango. Las “negritas” son pues gorditas preparadas con masa combinada con frijoles: un platillo de origen jarocho.

Durante su paso por La Merced del Puerto de Veracruz, el Presidente comió este tradicional plato con Tatiana Clouthier, actual Diputada Federal, y quien en enero de 2018 era su coordinadora de campaña. (La Razón)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s