Día internacional de defensa del ecosistema de manglar

Los manglares son ecosistemas costeros que forman bosques en zonas inundadas, total o parcialmente, caracterizados por presentar una marcada tolerancia al agua salada y a sus combinaciones con agua dulce.

Considerando que los manglares son un ecosistema único, especial y vulnerable, la UNESCO acordó proclamar un “Día internacional de defensa del ecosistema de manglar” el 26 de julio de cada año.

En nuestro país, desde el 2005 la CONABIO desarrolla el Sistema de Monitoreo de los Manglares de México para generar los conocimientos que incidan en una mejor planeación y manejo de este ecosistema a nivel nacional. Actualmente contamos con 142 humedales mexicanos de importancia internacional, con un área total de 8,643,581.

Se ubican en litorales de suelos planos, inestables y aguas relativamente tranquilas como estuarios, bahías, ensenadas, lagunas.

Además de la resistencia a la salinidad los manglares han desarrollado otros mecanismos de adaptación como raíces modificadas en forma de zancos, técnicamente denominadas adventicias, neumatóforos y otras más pequeñas que se denominan raicillas.

Aproximadamente las 2/3 partes de las poblaciones de peces en el mundo dependen de las áreas de manglar como lugares de alimentación y anidación, además de varias especies de mamíferos, aves, reptiles y anfibios.

En las raíces que se encuentran sumergidas encuentran albergue muchas larvas y juveniles de vertebrados e invertebrados que se esconden y protegen de depredadores. También sirven para dar estabilidad a los suelos ya que al fijar la arena los hacen más compactos, brindan sombra en las playas, retienen las partículas que provienen de los ríos y arroyos y previenen la erosión de las costas.

México ocupa el quinto lugar a nivel mundial en cuanto a superficies de manglares, que son parte fundamental de nuestra riqueza natural a lo largo de ambos litorales del territorio nacional, y constituyen también el hábitat y medio de vida de numerosas comunidades que viven en torno a ellos.

Para las poblaciones humanas los manglares representan un importante recurso que se aprovecha para obtener madera, para la pesca, la caza de reptiles, y como lugar de atracción para el turismo.

De las 54 especies de mangle que hay en el mundo, nuestro país cuenta con 4: mangle rojo, blanco, negro y botoncillo.

ENTRE SUS FUNCIONES DESTACAN:

Son sistemas naturales de control de inundaciones en las costas y barreras contra los huracanes.

Sirven de refugio de flora y fauna silvestre.

Desempeñan un papel vital en el ciclo global del carbono; contienen grandes cantidades de materia orgánica y captan grandes cantidades de carbono en sus sedimentos.

Mejoran la calidad del agua al funcionar como filtro biológico.

Por el contrario, el deterioro de los manglares tiene un elevado costo ecológico, social y financiero y sus consecuencias son la contaminación, la declinación de la pesca y la erosión del litoral.

Asociados a los manglares viven una gran variedad de vegetales, cientos de hongos, y decenas de especies de plantas acuáticas, que son la base productiva del ecosistema.

Los manglares favorecen la reproducción de innumerables especies marinas, que desovan en los estuarios y en algunos casos pasan algún periodo de su desarrollo en el ecosistema en busca de alimento y protección.

Un 80% de las especies marinas dependen del ecosistema de manglar para subsistir, por lo que la destrucción del mismo incide en la disminución de la pesca.

Desde el punto de vista ambiental, el ecosistema manglar reduce el impacto de las mareas depositando barro y formando pantanos donde se fijan los organismos.

Sirve como estabilizador de la línea costera ayudando en el control de erosión y constituye una barrera natural de amortiguamiento que protege a las costas de marejadas y vientos huracanados a manera de cortina rompevientos.

Previene inundaciones y depura el aire que se desplaza hacia suelos agrícolas, al detener finas partículas de sal que acarrean las brisas marinas.

El ecosistema de manglar funciona como un filtro que evita la entrada de material suspendido de otros ecosistemas, siendo un eslabón entre la vida marítima y la vida terrestre, retiene sedimentos y filtra sales minerales integrándolos a una gran cadena alimenticia. (https://www.imagenradio.com.mx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s