Una peste identificada en 50 países amenaza un cuarto de la población de cerdos en el planeta

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha indicado que se espera que un cuarto de la población mundial de cerdos muera a consecuencia de una nueva epidemia, ha reportado el diario The Guardian.

La enfermedad, conocida como la peste porcina africana (PPA), ya ha cobrado la vida de más de 100 millones de cerdos y ha incrementado los precios mundiales de la carne de este animal debido a la creciente demanda de China.

Las muertes de los ejemplares se han registrado desde el año pasado.

“La peste porcina africana es una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que afecta a los cerdos domésticos, jabalís verrugosos, jabalís europeos y jabalís americanos”, ha indicado la Organización Mundial de Sanidad Animal, “con formas del virus de alta virulencia, la peste porcina africana se caracteriza por fiebre alta, pérdida de apetito, hemorragias de la piel y órganos internos, y muerte entre 2  y 10 días después en promedio”.

En los últimos meses, China ha aprobado las importaciones de carne de cerdo provenientes de plantas extranjeras y ha firmado acuerdos en todo el mundo a un ritmo vertiginoso.

Las ventas de carne de cerdo de Estados Unidos a China se han duplicado, mientras que los precios europeos de carne de cerdo han alcanzado uno de los niveles más altos en los últimos seis años.

Mark Schipp, vicepresidente de la Organización Mundial de Sanidad Animal, ha señalado que el contagio de la enfermedad en meses recientes en países como China, que alberga mitad de la población mundial de este animal, ha agravado la crisis global.

Científicos veterinarios alrededor del mundo se han dedicado a buscar una vacuna contra la influenza porcina africana, pero el virus representa un “reto complejo”, ha agregado Schipp.

Aunque la enfermedad no es transmitida a humanos, es 100% fatal una vez llega a una población de cerdos.

La infección en los cerdos se produce generalmente por contacto directo con cerdos y jabalís infectados o por ingesta de restos de carne porcina infectada o de productos cárnicos porcinos infectados no procesados.

Algunos procesos de transformación no destruyen el virus, que además puede transmitirse también a los animales sensibles por la picadura de moscas y garrapatas, o a través de los locales, vehículos, equipos o prendas contaminados.

El virus también puede sobrevivir varios meses en carne procesada y varios años en canales congeladas, por lo que los productos cárnicos son una preocupación particular para la transmisión transfronteriza. En julio se encontró carne que contenía el virus de la PPA en productos incautados por las autoridades portuarias de Irlanda del Norte, ha informado el diario.

China podría perder entre 20% y 70% de su rebaño, potencialmente hasta 350 millones de cerdos, una cuarta parte del total mundial, ha señalado Rabobank, una compañía de servicios financieros que se especializa en alimentación y agricultura.

Las cifras oficiales indican que más de un millón de cerdos han sido sacrificados en el país asiático.

 

El virus ahora se ha identificado en 50 países, incluidos Polonia, Rusia, Corea del Sur y Filipinas. Hasta ahora, el extremo más occidental de la enfermedad se encuentra en Bélgica entre la población de jabalíes, por lo que las autoridades planean sacrificarlos. (https://www.telemundo.com/)

Deja un comentario