Acuerda Economía con Sader y Conapesca frenar importación de filetes de pescado frescos y refrigerados

Tras la revisión de un acuerdo suscrito desde 2014, a fin de permitir la importación de filetes de pescado frescos, refrigerados y congelados, donde se autorizaba la compra de 55 mil toneladas provenientes de China, Vietnam y Japón, fijándose que por cada kilogramo que se asignara a un posible importador se pagara al menos 7 pesos por kilogramo, diputados, senadores y autoridades del sector pesquero y de Economía firmaron un acuerdo para frenar la importación de estos productos del mar.

Tras la revisión de un acuerdo suscrito desde 2014, a fin de permitir la importación de filetes de pescado frescos, refrigerados y congelados, donde se autorizaba la compra de 55 mil toneladas provenientes de China, Vietnam y Japón, fijándose que por cada kilogramo que se asignara a un posible importador se pagara al menos 7 pesos por kilogramo, diputados, senadores y autoridades del sector pesquero y de Economía firmaron un acuerdo para frenar la importación de estos productos del mar.

En reunión virtual, legisladores de Morena expusieron al gobierno federal el gran problema que representa dejar en desventaja a los productores mexicanos sin oportunidad de competir por sus costos de producción, práctica que beneficia a sólo unos cuantos, porque el alimento ingresaba a bajo costo, pero el precio a los consumidores no disminuyó.

Plantearon que el objetivo de este encuentro es rescatar las cadenas productivas del sector pesquero y acuícola nacional.

Eulalio Juan Ríos, presidente de la Comisión de Pesca en San Lázaro, que anunció el acuerdo para prohibir la importación de filetes de pescado frescos, refrigerados y congelados al mercado mexicano, con la finalidad de fortalecer las cadenas productivas del sector pesquero y acuícola, así como ofrecer a los consumidores precios aaccesibles.

El convenio lo suscribieron las secretarías de Economía (SE) y la de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), así como la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) y legisladores de las comisiones de Pesca y la de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria de la Cámara de Diputados, además de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Senado de la RRepública.

El morenista Ríos Fararoni afirmó que el convenio se logró luego de evaluar las condiciones actuales de productores, el consumo interno y la situación económica del país derivada de la emergencia sanitaria y del comportamiento en las cadenas globales de valor, donde las ventas de alimentos del mar han caído entre 60 a 70 por ciento a nivel nacional.

“Se tiene que proteger y defender a nuestros productores y cerrar la frontera para evitar mayores afectaciones económicas, además de la originada por la pandemia del Covid-19. Desde 2014, la acuacultura en México ha crecido mucho y tiene la posibilidad de surtir el mercado interno y reactivar la economía y el consumo, debido a que la demanda de pescado y mariscos se ha reducido”, argumentó el legislador, por lo que para lo que resta de este año, y una vez cerrada la convocatoria de importación de filetes de pescado frescos o refrigerados y congelados, queda prohibida la importación de dicho producto procedente de Asia a territorio mexicano.

Se especificó que otro de los acuerdos es la revisión en el menor uso de la tercera parte del cupo para este año, que es de 31.5 por ciento (menos de 20 mil toneladas), de las 55 mil toneladas, con la finalidad de observar el comportamiento de los productores en relación con el abasto nacional y cómo evolucionan los precios al consumidor”, a fin de evitar a los intermediarios que no arriesgan capital y obtienen altas ganancias.

De la reunión también se obtuvo el compromiso de analizar los recursos que podrían asignar al sector para apoyos en combustibles, motores y embarcaciones “porque sin una flota eficiente no pueden llegar a las zonas del mar donde pueden tener mejores capturas”.

En el marco de la crisis sanitaria por la pandemia del virus SARS-CoV-2, los legisladores también abordaron el cómo se puede reactivar al sector pesquero, y en ese sentido Eulalio Juan Ríos Fararoni adelantó que hay pláticas con las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional, a fin de ofrecer a casi 400 mil efectivos, alimentos del mar, cuya adquisición se realiza en cada región de forma directa, lo cual beneficiaría a las cooperativas de Baja California, Sinaloa, Sonora, Guerrero y Veracruz, incluso en aguas interiores a través de la acuacultura en Zacatecas y otras entidades, para potenciar porque a 300 mil pescadores y cultivadores de especies con empleos directos e indirectos, lo que genera entre cinco a seis fuentes de trabajo

En la reunión virtual participaron por parte de la Secretaría de Economía, el subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad, Ernesto Acevedo Fernández; de la Sader, el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera; de Conapesca, el comisionado Raúl Elenes Angulo y Walter Hubbard Zamudio, director general de Organización y Fomento. (ELOÍSA DOMÍNGUEZ. CRÓNICA.)

Deja un comentario