En la frontera sur, Covid-19 y fenómenos hidrometeorológicos ponen en riesgo al campo

Los fenómenos hidrometeorológicos de la temporada de lluvia y la pandemia del Covid-19 han golpeado severamente el sector primario en la frontera sur, y es que la disminución de la mano de obra agrícola, la producción y la comercialización en diferentes cultivos se han visto afectados en perjuicio de miles de campesinos.

El productor de rambután Edi Otoniel Velázquez Ramírez, originario del Cantón Victoria, en la zona media alta de Tapachula, afirmó que el panorama que se observa en el campo, es deprimente, debido a que la producción del fruto exótico, cayó en más del 50 por ciento a causa de los fuertes vientos y las lluvias torrenciales que han azotado la zona rural del municipio en el mes de mayo.

Dijo que la baja producción y complicada comercialización, se han tenido que prescindir del 80 por ciento de empleados, ya que, puso como ejemplo que, en una cosecha normal, se emplean a alrededor de 150 personas, pero ahora las labores agrícolas las están desempeñando de 25 a 30 personas, por ello, por lo que muchas de las familias se quedaron sin el sustento económico.

Señaló que a pesar de que los productores de rambután, se han preocupado por mejorar la calidad de la fruta, sembrando variedades renovadas, el precio en el mercado interno, pasó de venderse a 45 pesos el kilo a tan sólo 10 pesos, en este sentido, sus ganancias no podrán satisfacer el esfuerzo y la inversión que se implantó para la cosecha de este año.

“Los productores de rambután pedimos la intervención de las autoridades estatales y federales para incentivar al campo en este periodo de la pandemia, ya que es la siembra y cosecha de la tierra, la única actividad de miles de familias de la zona rural, que hoy se han visto drásticamente afectados”, abundó.

Puntualizó que desafortunadamente, los gobiernos se han mostrado indiferentes a los efectos negativos que ha traído consigo la pandemia del coronavirus y el mal tiempo en esta temporada de lluvias, ya que los productores han acudido a las dependencias encargadas para apoyar a este sector, sin embargo, la respuesta siempre ha sido que no hay recursos económicos para apoyarlos.

Finalmente exigió a las autoridades que volteen a ver al campo chiapaneco, ya que el sector primario es de los más golpeados por los fenómenos naturales y ahora también con la pandemia, puesto que siguen en el abandono total, sin que, hasta el momento, sean escuchados. (MARVIN BAUTISTA. DIARIO DEL SUR.)

Deja un comentario